GREENIUS
Grupo de Investigación VIU

Grupo de Investigación VIU | GREENIUS Infraestructura verde para un urbanismo sostenible

La investigación, producción y transmisión de conocimiento es una de las misiones esenciales de la Universidad Internacional de Valencia. Un propósito en el que juegan un papel fundamental los grupos de investigación de la Universidad. Estos grupos, integrados por docentes de todas las facultades de VIU, ejercen su labor investigadora en todas las áreas de conocimiento, generando contribuciones concretas que contribuyen al avance tanto de la academia como de la sociedad en su sentido más amplio.

Para conocer mejor uno de los grupos de investigación de VIU y sus proyectos, nos pusimos en contacto con el Dr. Daniel Jato Espino, doctor en Ingeniería Civil, investigador sénior de la Escuela Superior de Ingeniería, Ciencia y Tecnología de VIU, docente en la Maestría Oficial en Ingeniería y Gestión Ambiental e investigador principal del grupo de investigación Green Infrastructure for Urban Sustainability (GREENIUS) de la Universidad

¿Nos puedes hacer una presentación de GREENIUS, el grupo que lideras? (nombre, integrantes, propósito, líneas de investigación)

GREENIUS (acrónimo en inglés de GREEN INfrastructure for Urban Sustainability) se fundó en abril de 2021 con el objetivo de promover la investigación sobre infraestructura verde como medio para conseguir un desarrollo urbano sostenible en el futuro. La actividad del grupo aborda la contribución de la infraestructura verde a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas. Como tal, se estructura en cuatro líneas de investigación alineadas con los llamados servicios ecosistémicos: (1) servicios de aprovisionamiento (agroalimentación, plantas medicinales y otros recursos), (2) servicios de regulación (control de la calidad del aire y del confort térmico, prevención de inundaciones), (3) servicios de soporte del hábitat (mejora de la biodiversidad y la conectividad ecológica) y (4) servicios culturales (beneficios psicológicos y cognitivos como la recreación y la estética).

Dada la diversidad de estas líneas de investigación, me alegra mucho poder destacar la multidisciplinariedad de los 9 integrantes de nuestro grupo. En una época en que este término se ha devaluado por su uso indiscriminado, en GREENIUS podemos decir que le hacemos total justicia, dado que contamos con personas con formaciones y perfiles muy distintos, incluyendo estadística, ingeniería, urbanismo, veterinaria, computación, sociología o economía agroalimentaria. También me gustaría resaltar la perspectiva de género del grupo, por la cual tenemos el doble de mujeres (6) que de hombres (3).

¿Tienen proyectos activos actualmente? En caso afirmativo ¿nos los puedes describir?

Actualmente estamos desarrollando dos proyectos internos que dirigen investigadoras de VIU: Leticia Bartolomé y Vanessa Moscardó. Por un lado, está el proyecto ECOHEALTH, que tiene por objeto determinar la contribución de la infraestructura verde al compromiso One Health, cuyo cometido es lograr un enfoque integrado para hacer frente a las amenazas para la salud de los animales, los seres humanos y el medio ambiente. En un contexto en el que las enfermedades zoonóticas (transmisibles entre animales y seres humanes) son cada vez más frecuentes, la infraestructura verde tiene un gran interés para combatir la fragmentación de hábitats, mejorar la calidad del medio acuático y terrestre y armonizar la relación de seres humanos y animales con su entorno. Por otro lado, tenemos el proyecto ECO-UNI, cuyo propósito es desarrollar una herramienta educativa en formato escape room para la concienciación y evaluación de la percepción de la infraestructura verde como herramienta para alcanzar los ODS. El público objetivo de esta actividad consta de jóvenes entre 12 y 18 años, debido a que esfuerzos educativos innovadores como éste deben centrarse en las generaciones futuras para garantizar el logro de resultados a largo plazo.

Siguiendo con más proyectos, existe otro que se enmarca en la segunda línea de investigación del grupo (servicios de regulación), pero que sólo me implica a mí. Formo parte del equipo de trabajo de un proyecto llamado MELODRAIN, liderado por la Universidad de Cantabria y financiado por el Ministerio de Ciencia y Universidades. Su objetivo es la caracterización estratégica de superficies filtrantes para conseguir un drenaje urbano sostenible a escala ciudad. Además, también a título personal, estoy entre los candidatos propuestos para disfrutar de una estancia de movilidad «José Castillejo». Aunque esto todavía está pendiente de ser ratificado mediante resolución definitiva, debería acabar conmigo en la Universidad de Copenhague entre agosto y noviembre de este año. En este caso, el objetivo de la acción de movilidad es desarrollar un código fuente en R para potenciar los servicios ecosistémicos urbanos mediante la infraestructura verde (R-ECO).

¿Cuáles son los planes para el futuro a mediano y largo plazo de GREENIUS?

Esto suena muy tópico hoy en día, pero queremos ir paso a paso. Por el momento, nuestro principal objetivo es construir un currículum como grupo a base de publicaciones conjuntas, especialmente artículos científicos. Esto es necesario porque es lo que nos permitirá ser competitivos a la hora de captar fondos derivados de ayudas y convocatorias para proyectos de investigación.

A este respecto, nuestra intención es ir aumentando de escala. Por ahora, como grupo estamos limitando nuestro alcance a convocatorias de ámbito local, regional o autonómica. A título individual, también estamos participando en los equipos de investigación de proyectos nacionales. Tras un período de 2-3 años, la idea es poder dar el salto y presentar propuestas 100% GREENIUS a convocatorias nacionales y también empezar a entrar a formar parte de consorcios que soliciten ayudas en programas europeos como Horizonte Europa o LIFE.

¿Nos puedes describir un poco como se trabaja dentro de un grupo de investigación como el vuestro? ¿Os reunís periódicamente? ¿Qué medios tecnológicos utilizáis? ¿cómo acordáis la división de cargas de trabajo?  etc.

Vanessa Moscardó es co-IP de GREENIUS e investigadora sénior en VIU, al igual que yo. Por una mera cuestión de orientación y dedicación de nuestro puesto hacia la investigación, somos los mayores responsables de dinamizar el grupo y liderar el desarrollo de las distintas actividades que van surgiendo. Proponemos ideas alineadas con las áreas de GREENIUS e intentamos involucrar al resto de miembros según su afinidad con estas iniciativas. No obstante, cualquier integrante del grupo sabe que tiene absoluta libertad para lanzar sus propias propuestas y que contará con nuestro respaldo y apoyo para intentar desarrollarlas. De esta forma, procuramos huir de la típica estructura jerárquica de los grupos de investigación tradicionales y buscamos un funcionamiento lo más horizontal posible.

A nivel general, tenemos 2-3 reuniones de grupo anuales para pasar revista acerca de novedades, estado de avance de tareas planteadas con anterioridad, próximos pasos a seguir, etc. Estas reuniones se realizan de forma telemática, dado que los integrantes de GREENIUS residimos en lugares bastante dispersos de la geografía española (e incluso europea y mundial, en un par de casos). Para labores más específicas como la gestión de proyectos de investigación, recientemente hemos empezado a utilizar Google Workspace, que es una herramienta muy útil para tener una comunicación más ágil y poder asignar tareas y plazos, facilitando así el seguimiento de actividades por parte de los miembros implicados en cada proyecto.

¿Cuál consideras que es la importancia de los grupos de investigación dentro de la estructura universitaria de VIU?

Su importancia es muy grande, sin duda. Para una universidad como VIU, que busca crecer de forma eficiente en este sentido, los grupos son un instrumento útil para vehiculizar la investigación de su personal y conseguir un efecto multiplicador debido a la colaboración. Es algo fundamental para que la investigación pase de ser algo puntual que desarrollan investigadores individuales o unos pocos grupos aislados a un pilar estructural. La existencia de grupos también es importante para potenciar la investigación a nivel formativo, pues proporcionan entornos adecuados donde poder encuadrar los trabajos de posibles estudiantes de posgrado. Por ejemplo, en nuestro caso, ahora mismo tenemos tres estudiantes de distintos Másteres VIU involucrados en los proyectos que estamos desarrollando.

Aprovechando esta pregunta, animo al personal de VIU que pueda leer esto a que tomen la iniciativa de participar en grupos de investigación, ya sea adhiriéndose a alguno existente o formando uno nuevo. El abanico de áreas que abarca la universidad está en crecimiento constante y veo difícil que alguien no pueda encontrar encaje con varios de los investigadores o docentes que forman parte de VIU. En nuestro caso, espero haber dejado claro el eclecticismo de GREENIUS, por lo que, aunque tenemos una composición asentada desde hace meses, no cerramos las puertas a cualquier interesado/a que considere que pueda aportar en nuestras líneas de investigación.

 

Puedes visitar la web de GREENIUS AQUÍ

Emilio Vivallo
Emilio Vivallo-Ehijo

Equipo de Comunicación de la Universidad Internacional de Valencia.