Selecciona tu país

Cuando hablamos de un lenguaje de alto nivel nos referimos al tipo de lenguaje de programación que no expresa los algoritmos teniendo en cuenta la capacidad que tienen las máquinas para ejecutar órdenes, sino al que se utiliza teniendo en cuenta las capacidades cognitivas de los seres humanos. Existen desde la década de los 50 y nacieron con el objetivo de ir más allá respecto a las limitaciones de los lenguajes de bajo nivel, permitiendo a los usuarios resolver problemas de una forma sencilla y rápida. Desde entonces han aparecido distintos lenguajes de alto nivel y es conveniente conocer, al menos, los principales.  

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

 

Basic

En el año 1965 nacía este lenguaje de programación de alto nivel que tenía la intención de convertirse en el estándar entre las personas que estuvieran comenzando. De ahí su nombre, dado que sus letras son representativas de las siglas BASIC: Beginner’s All purpose, Symbolic Instruction Code, permitiendo a una nueva generación de programadores iniciarse y crear sus primeros trabajos.

No era un lenguaje tan eficiente como otros que se habían utilizado en este segmento, pero tenía la ventaja de ser realmente fácil de usar y aprender. Eso ayudó a que muchos estudiantes lo usaran como primer paso en la programación. Llegó en la época de los microordenadores y ayudó de forma significativa debido a ese nivel de interacción que proporcionaba a los usuarios.

En la actualidad el lenguaje ha ido derivando hasta que se ha convertido en una versión más avanzada llamada Visual Basic.  

Cobol

También conocido como Common Business Oriented Language, un lenguaje que se diseñó en 1960 en Norte América y que se utiliza para llevar a cabo aplicaciones de gestión. Ha ido mejorando y evolucionando con el paso de los años y llegó a transformarse en uno de los lenguajes más asentados del mundo. Una de sus particularidades radica también en la sencillez debido a que se basa en el uso del inglés de una forma simplificada.

Permite administrar ficheros con facilidad y dispone de un sistema autodocumentado que siempre ha gustado a los programadores. Tiene carencias, como el alto nivel de detalle al que obliga a la hora de representar los distintos elementos del código, pero eso no le ha impedido perdurar.  

Fortran

IBM fue la empresa que en 1954 creó este lenguaje de programación de alto nivel, el primero del mundo tal y como ha sido registrado en términos históricos. Desde siempre ha sido muy popular y ha ido protagonizando varias versiones a lo largo de las décadas, enfocándose al sector técnico y científico.

A diferencia de Cobol, que no profundiza en el aspecto matemático, Fortran sí lo hace y es especialista en ello. El problema en cierto aspecto es que cuando se trata de información no numérica queda totalmente desprovisto de soporte. Ese es el motivo del porqué solo se utiliza de forma común en determinados sectores.  

C

Representado con una sola letra, pero de una gran relevancia, el lenguaje de alto nivel C vio la luz a inicios de los años 70 de la mano de dos expertos en el sector, uno de ellos el diseñador de Unix. Su meta desde siempre fue conseguir un tipo de lenguaje que pudiera separarse de la máquina y que facilitara una nueva forma de ver las cosas. Lo lograron y esto ha llevado a que su funcionalidad sea aprovechada en todo tipo de sectores.

Incluye lo más característico de los lenguajes de alto nivel, pero también se deja influir por algunos rasgos más propios de los lenguajes que se engloban en la categoría de bajo nivel. Al romper con esta inflexibilidad de otros lenguajes es capaz de ofrecer un rendimiento que permite más posibilidades, lo que ha llevado a que haya mucha discusión sobre si este lenguaje no debería ocupar una categoría de nivel medio en vez de alto. Polémicas al margen, los resultados de trabajar con C hablan por sí solos y se puede ver que son realmente avanzados.

En los años 80 se llevó a cabo C++, que venía a dar sucesión al C original, aportando una forma diferente de plantear la representación de los programas. El principal obstáculo con el que se ha encontrado esta evolución de C es que si bien ya C es complejo de aprender, en el caso de C++ la dificultad es todavía superior. Y para llegar a poder trabajar con C++ es obligatorio pasar primero por C, por lo que hay muchos profesionales que prefieren quedarse con en lenguaje de los 70 y no con su evolución.  

Ebook GRATIS: Informática

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia