Selecciona tu país

Millones de personas en el mundo sufren de un desorden alimenticio. En algunos es una condición evidente, no solo en el peso corporal, sino además porque un simple acercamiento a su discurso permite detectar la relación patológica con la alimentación. En otros casos no es así y los médicos, psicólogos o psiquiatras se encuentran con personas que intentan encubrir sus síntomas, ya sea en abierta negación o bajo el manto de justificaciones relativamente lógicas. Hay casos en que ni se plantea la posibilidad de que haya de base un desorden alimenticio.

Reconocer lo síntomas, aún aquellos que están enmascarados, es un paso fundamental para iniciar el proceso terapéutico. Vamos a mencionar 20 síntomas claves de un desorden alimenticio, pero antes, aclaremos conceptos.

Descarga nuestra guía gratuita: 6 tendencias en nutrición que marcarán los próximos años

¿Qué es un desorden alimenticio?

Es un trastorno mental caracterizado por una relación patológica con la alimentación, pero también con la imagen corporal y el peso. Se distinguen varios tipos:

  • Anorexia nerviosa: la persona desea perder la mayor cantidad de peso posible, ya sea mediante la dieta y/o la realización excesiva de deporte.
  • Bulimia nerviosa: en este caso, la persona afectada realiza ingestas compulsivas de comida que después intenta compensar provocándose el vómito o realizando deporte.
  • Trastorno por atracón: se asemeja a la bulimia en que la persona con desorden alimenticio tiene episodios de ingesta compulsiva de alimentos. Sin embargo, no se dan las conductas compensatorias típicas de la bulimia, como provocarse el vómito.  

 

Síntomas de un desorden alimenticio

Síntomas de anorexia nerviosa y bulimia nerviosa

  1. Pérdida significativa de peso en un periodo relativamente corto de tiempo.
  2. Quejas habituales sobre la forma y el peso de su cuerpo, aun cuando los demás la ven normal o delgada.
  3. Restricción de la ingesta de alimentos
  4. Control extremo sobre las calorías ingeridas. El aporte calórico de los alimentos suele ser un tema común.
  5. Práctica continua de deporte, pueden pasar varias horas todos los días en el gimnasio.
  6. Sentimientos de pérdida de control sobre la alimentación
  7. Sentimientos intensos de culpa por haber ingerido una cantidad de alimentos excesiva
  8. Viajes frecuentes al baño inmediatamente después de comer
  9. Uso de pastillas para adelgazar, así como de laxantes y enemas
  10. Alteraciones del ciclo menstrual
  11. Pérdida de cabello, piel gris, estreñimiento
  12. Uso de ropa amplia para evitar que los demás se den cuenta de su estado físico
  13. Toma de agua excesiva, especialmente durante las comidas
  14. Justificaciones frecuentes para no comer, estilo “ya comí en casa de una amiga”
  15. Evitar comer delante de los demás

Síntomas frecuentes del trastorno por atracón

  1. Acumular alimentos o esconderlos en lugares poco comunes, como en los armarios de la habitación.
  2. Saltarse comidas o evitar comer delante de los demás
  3. Miedo a no poder controlar la ingesta de alimentos, es especial temor a no ser capaz de frenar delante de los demás
  4. Prueba frecuente de dietas populares, aunque no se nota una pérdida de peso significativa
  5. Problemas de salud como hipertensión, diabetes o dolores musculares.

Son veinte síntomas, pero recordemos que el desorden alimenticio tiene muchos rostros, algunos de ellos difíciles de escrutar. Corresponde al profesional buscar los síntomas y signos que pueden indicar la presencia de una alteración potencialmente mortal.  

Ebook GRATIS: Nutricion

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia