Para seguir siendo relevante y mantener las habilidades al día, hay que aceptar la explosión de los sensores y sus consecuencias. Este es el principal argumento para responder a la pregunta acerca de “¿por qué estudiar IoT?”. 

La hiperconectividad es un hecho y puede convertirse en la meta de muchos proyectos empresariales. Quienes tienen una maestría en IoT están mejor preparados para el entorno de mercado actual y pueden ser jugadores clave en el mañana de las empresas para las que formen parte.

¿Te interesa descubrir qué puede hacerse para garantizar que las habilidades técnicas adquiridas sigan siendo relevantes y estén en demanda incluso a medida que evoluciona la tecnología? ¿Quieres saber por qué estudiar IoT?

 

El plan de carrera de los profesionales de la tecnología

Durante años, los profesionales de la tecnología que deseaban mantenerse por delante de la competencia se centraban en:

  • Desarrollar habilidades para adaptarse a la siguiente ola de innovaciones tecnológicas.
  • Cultivar las habilidades de mayor demanda.
  • Invertir parte de su tiempo en proyectos que les permitiesen adquirir nuevos conocimientos y actualizarse con experiencia de campo.

Aunque es un buen plan, esta lista no estaría completa sin un enfoque específico en el Internet de las cosas (IoT).

Ya en 2017, Gartner predijo que 20.4 mil millones de dispositivos IoT se conectarían en 2020. Este dato confirma que el IoT generará decenas de miles de nuevos empleos y uno de ellos puede ser el tuyo si complementas tu formación, experiencia y habilidades con el conocimiento y la visión que te aportan los estudios de IoT.

Además, escoger este camino para desarrollarse profesionalmente es una buena elección desde el punto de vista de la rentabilidad. Ahora que las hojas de cálculo hace tiempo que han dejado de considerarse habilidades de nicho, es hora de que los expertos en IoT asuman sus roles.

En promedio, un experto en IoT se lleva a casa más salario que un profesional de TI en cualquier industria. Para obtener información detallada sobre cuánto se paga a los profesionales que han adquirido capacidades IoT pueden consultarse diferentes webs, como Glassdoor, Infojobs o Europapress.

Según datos de Indeed, este tipo de profesionales pueden superar ampliamente los 150.000 euros al año en países como Estados Unidos. Y, aunque puede que en España no se llegue a esas cifras, todavía existe una gran diferencia entre el sueldo de los ingenieros que toman este camino y los que se decantan por otras especialidades.

La motivación económica es una de las razones por las que estudiar IoT, aunque no es la única, dado lo desafiante y relevante de este campo y el impacto que cada nuevo descubrimiento y aplicación pueden tener para la sociedad en conjunto.

 

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

 

6 habilidades que necesitarás para tu futuro y que te demuestran por qué estudiar IoT es un acierto

Si quieres saber por qué estudiar IoT basta con que te preguntes acerca de las capacidades que las empresas requerirán de su talento en el futuro. Las seis áreas de habilidades en las que los profesionales de la tecnología deberían invertir incluyen:

  1. Sensores de IoT. Se trata de conocer los sensores que pueden detectar la posición, la presión, el flujo, la acústica (ondas de sonido), la humedad, la luz y la temperatura. Los sensores más funcionales y precisos serán contribuyentes invaluables para el futuro de IoT.
  2. Chips de comunicación. Los chips que detectan y comunican datos deben ser energéticamente eficientes, de baja potencia, muy pequeños y precisos. Un enfoque en circuitos integrados, tecnologías de baja potencia y sistemas integrados es clave.
  3. Pasarelas de comunicación. Esto se refiere a la tecnología inalámbrica que permite que los datos recopilados se envíen a la nube. Los ingenieros de redes deben entender estas tecnologías y estar preparados para diseñar protocolos y redes que puedan funcionar con paquetes pequeños y protocolos restringidos, como CoAP. Estos protocolos deben ser autosuficientes, confiables, seguros y escalar según la demanda.
  4. Gestión de la nube. El análisis de los datos en la nube y la retroalimentación al dispositivo de IoT es fundamental. Es preciso también adquirir experiencia en procesos ETL, así como con las tecnologías de procesamiento paralelo por lotes de la pila de Hadoop. También destaca la importancia de trabajar con datos y almacenamiento no estructurados, así como el aprendizaje automático para la computación cognitiva.
  5. Soluciones de seguridad para dispositivos del internet de las cosas. Se trata de algo que no falta en los estudios de IoT. Los ingenieros que puedan aplicar fuertes medidas de seguridad y controles tanto a los dispositivos IoT como a los datos que procesan serán cada vez más demandados. Deben centrarse en la seguridad de extremo a extremo, incluida la capacidad de realizar pruebas confiables.
  6. Conocimiento de dominio que identifique y resuelva problemas con IoT. Los profesionales con un conocimiento profundo de sus dominios de negocios serán necesarios para evaluar la sensibilidad de los datos y las regulaciones que deben cumplir.

La adquisición de habilidades desde una perspectiva de ingeniería, programación o administración de sistemas puede beneficiarse de los conocimientos que se adquieren al estudiar IoT.

Además, si ya tienes claro por qué estudiar IoT, no te olvides de que desarrollar ideas y ganar experiencia puede ayudar a los profesionales de las tecnologías a mantenerse por delante de sus competidores, haciendo sus CV más relevantes y atractivos para los empleadores.

 

 

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia