Selecciona tu país

Uno de los aspectos más importantes a la hora de estudiar el universo es comprender correctamente los conceptos de materia y energía ya que, a grandes rasgos, se puede decir que todo lo que existe en el espacio-tiempo es materia y energía.

 

¿Qué es la materia?

La materia es la sustancia que forma los cuerpos físicos. En otras palabras, se trata de todo aquello que tiene masa y que ocupa un lugar en el espacio. Al hablar de masa nos estamos refiriendo a la materia que tiene un cuerpo, por lo que se trata de una magnitud fundamental a la hora de entender y trabajar con la materia.

Otro aspecto importante que tenemos que tener en cuenta a la hora de estudiar la materia es el volumen, que se puede definir como el espacio que ocupa un cuerpo en relación a la masa que tiene. De este modo, según lo densa que sea la masa de un cuerpo, es decir, lo junta que esté su materia entre sí, estaremos anta materia en un estado u otro. Aunque existen diversos estados de la materia definidos que van más allá de los estados clásicos, los más conocidos son el estado sólido, el líquido y el gaseoso.

Descarga nuestra guía gratuita: Todo un Universo por descubrir. 8 datos asombrosos de la astronomía

Estos estados de la materia no definen la materia en cuanto a su esencia, ya que, lo único que varía entre una materia y otra, es lo cerca que están sus átomos los unos de los otros. En consecuencia, al hablar de materia en estado sólido, se tratará de un cuerpo que tenderá a mantener su forma, mientras que en el caso de los líquidos la forma del cuerpo será menos estable, y se adaptará a los cuerpos con los que esté en contacto. Del mismo modo, en el caso de los cuerpos cuya materia esté es estado gaseoso, se tratará de cuerpos cuyos átomo se moverán mucho más en relación de unos y otros, por lo que su adaptación a los cuerpos periféricos será todavía mayor que en el caso de los cuerpos líquidos.

 

¿Qué es la energía?

Al hablar de energía estamos haciendo referencia a una magnitud física, ya que puede medir. Sin embargo, se trata de algo mucho más difícil de imaginar que la materia, ya que se trata de una realidad intangible, aunque no por ello menos real.

La definición clásica de la energía es la capacidad para realizar un trabajo. En este sentido, la energía deberá ser entendida como la capacidad de los cuerpos a la hora de realizar un trabajo, que podrá implicar un cambio de posición de cuerpos (pasando de estado estático a uno móvil, al revés, o cambiando su velocidad de desplazamiento), o un cambio de estado de los cuerpos, por ejemplo pasar de líquido a gaseoso.

De este modo, la energía se entiende como la capacidad intrínseca para realizar estos cambios o trabajos. Esta energía puede ser de muchas formas, y vendrá definida únicamente por el origen de la misma. Se puede hablar de energía electromagnética, de energía térmica, de energía química, etc.

 

Materia y energía

La materia y energía interactúa entre sí de forma continua. De hecho, la materia estaría en un estado estático de forma estable si no fuera por la energía. De esta forma, materia y energía están interactuando entre sí constantemente, donde la materia sería el sujeto pasivo que padece la acción de la energía, mientras que la energía sería el sujeto activo que modificaría el estado de reposo o movimiento de la materia.

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia