Selecciona tu país

En los últimos años el máster en prevención de riesgos laborales ha ido creciendo cada vez más en cuanto al interés que despierta entre universitarios que desean llevar su formación un poco más lejos. Las puertas profesionales de estos estudiantes se abren ante una titulación que está muy demandada y que prepara a los profesionales para que puedan llevar a cabo un buen número de trabajos. Como uno de los másters que más salidas profesionales tiene es importante que conozcamos más a fondo de qué trata y qué temario incluye la especialización en prevención de riesgos laborales.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

 

El objetivo de un máster de actualidad

Los alumnos que participen en este máster estarán preparados para convertirse en técnicos superiores de prevención de riesgos laborales y poder acceder así a numerosos puestos laborales. Con estos estudios se prepara para que sea posible definir cuál será la acción preventiva de las empresas en este contexto y también para introducir medidas de prevención y seguridad adicionales en cualquier tipo de negocio. El técnico superior en prevención se transforma en un pilar fundamental de las empresas al permitirlas conseguir esa protección preventiva que evitará incidentes que a largo plazo puedan derivar en costes más elevados de lo habitual.

Otro de los cometidos de estos profesionales será llevar a cabo de forma periódica una serie de evaluaciones de riesgos en las que habrá que analizar las distintas medidas que se estén adoptando, mejorarlas y actualizarlas. Sus competencias también incluyen impartir instrucción y formación entre los distintos miembros de una empresa o negocio para que sean conscientes de qué es necesario para que no existan y se reduzcan al mínimo los riesgos en el entorno laboral. En última instancia, y también de forma común, los técnicos superiores tienen que analizar cada uno de los puestos de trabajo englobados dentro de su supervisión para desarrollar nuevas medidas que permitan corregir riesgos y asentar cada puesto de una forma más segura. El papel del técnico actúa en silencio y soluciona los problemas antes de que se produzcan para que no haya incidentes de los que lamentarse.

 

¿Qué salidas profesionales aporta el máster?

Los alumnos que hayan cursado el máster en prevención de riesgos laborales encontrarán ante ellos una amplia serie de empleos a los que podrán optar. Es el caso de los puestos de prevencionista, los trabajos de coordinadores de prevención que requieren muchos negocios y los técnicos de prevención. Hay distintas categorías y niveles para que quienes cuenten con estos estudios estén preparados a la hora de encontrar trabajo lo antes posible. Otro posible puesto es el de técnico jefe de prevención en la categoría de seguridad, ergonomía e higiene, así como el trabajo que llevan estos profesionales en empresas de todo tipo (tanto privadas como públicas) en relación a controlar y supervisar la salud y la seguridad de las mismas.

Para comprobar cómo las salidas laborales son numerosas solo hay que ver que también hay otros trabajos frecuentes, como consultores de seguridad en sistemas de gestión, técnicos de prevención en servicios ajenos o propios y responsables de control de riesgos en organizaciones privadas y públicas. Además de esto, en la línea de la importancia de reforzar la prevención de riesgos en todos los entornos, los profesionales con estos estudios pueden acceder a puestos en los que se ocuparán de formar a otras personas y profesionales en lo que necesitan saber para ser capaces de fomentar la prevención de riesgos.

 

Temario y otros detalles

Este máster tiene una duración de un año y se realiza de forma muy dinámica para llegar a formar a los alumnos de una manera competente en este campo de las ciencias sociales y jurídicas. Durante el proceso de aprendizaje desarrollarán las habilidades necesarias para convertirse en técnicos superiores, integrarán nuevos conocimientos y serán capaces de enfrentarse a situaciones en las que deban realizar juicios de situaciones concretas con la información de la que dispongan en ese momento. También aprenderán a transmitir los conocimientos a los que hayan llegado y que les ayudarán a plantear soluciones o compartir situaciones con sus compañeros de empresa.

El técnico se formará para saber analizar efectos positivos y negativos de las condiciones laborales de cada puesto específico, y desarrollará capacidad para analizar de forma exhaustiva cada situación que pueda tener un papel activo en la prevención de los riesgos en el trabajo. En última instancia se conseguirá responder a situaciones en las que sus conocimientos se puedan aplicar aún desconociendo el entorno y contexto específico en el que se esté trabajando.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia