Selecciona tu país

Las nuevas tecnologías han inundado por completo nuestras vidas. Lo que quizás para los ciudadanos de antaño era una idea futurística casi de película de ciencia ficción ahora nos parece lo más normal del mundo. ¿Quién no tiene hoy en idea un teléfono móvil? ¿o un ordenador portátil? Prácticamente todo lo que nos rodea está informatizado. Ya hasta las casas, porque no será la primera vez que escuchamos hablar por ejemplo de alarmas o sensores. La verdad es que todos estos aparatos nos sirven de gran ayuda para poder comunicarnos de forma más rápida o realizar una tarea en un abrir y cerrar de ojos. ¿Y si te dijésemos que las máquinas también pueden comunicarse entre ellas? Por eso hoy vamos a conocer el sistema M2M (Machine to machine) y las m2m aplicaciones, aunque quizás te suene más como el Internet de las cosas.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

 

El mundo M2M

Como te veníamos diciendo, es genial poder contar con dispositivos que nos aporten información para poder llevar a cabo tareas o agilizar ciertos procesos que antes se hacían interminables. Pero como todo en esta vida las máquinas también evolucionan y ahora son ellas las que “reivindican” poder comunicarse entre sí. Esto es una simple metáfora, puesto que la tecnología M2M nos ofrece la oportunidad de poder controlar muchas más cosas sin que necesariamente tengamos que interactuar con ellas. Básicamente este sistema tiene como función principal recoger toda la información que no se utilizaba o se perdía por el camino. Una máquina manda una señal a otra y esta última recaba todos los datos para poder realizar la función para la que se ha creado.

Increíble ¿no? La verdad es que es un proceso sencillo y ya son muchas las compañías internacionales que utilizan este sistema para agilizar una gran parte de sus tareas diarias. Lo que hacen es colocar una caja adicional al aparato en cuestión, siendo aquí donde se va a almacenar toda esa información de la que estamos hablando. Esto puede realizarse debido a que la caja está compuesta por una SIM y un módulo GSM. También las han dotado de una buena cantidad de batería, puesto que no siempre van a poder contar con una fuente de energía extensa, por tanto podrían durar de días a meses en funcionamiento.

 

Dispositivo M2M en la actualidad

La verdad es que en el momento que aparecieron los dispositivos con el sistema M2M supuso una revolución para el sector de la tecnología, aunque poco a poco se fueron introduciendo en otros campos y ahora son muchos los dispositivos M2M que utilizamos de forma diaria. ¿No caes en ninguno? Vamos a refrescarte la memoria.

Imagínate que vas con tu coche a un parking pero no tienes claro si habrá aparcamientos libres. No hay problema, ya que muchos utilizan unos sensores que se activan con diferentes colores de luces en el momento en el cual alguna plaza quede libre. También existen los sensores de humedad. Estos detectan cuando un lugar necesita ser regado y automáticamente se activan. En las casas igualmente hay otros sensores que utilizan el sistema M2M, como los sensores de movimiento o los de ventanas. En cualquier caso, todos son necesarios y cumplen unas funciones importantes.

Aunque este sistema ya se utiliza bastante en España, de hecho hay más de 3 millones de aplicaciones basadas en el M2M, aún muchas máquinas siguen sin incorporar este sistema y puede ser de gran utilidad el día que lo lleven a cabo. Sin ir más lejos... ¿cuántas veces ha ido a comprar una lata de refresco a una máquina expendedora? Imaginamos que muchas, pero no siempre tienen la bebida que andabas buscando por fin de existencias. Si incorporásemos el sistema M2M a estas máquinas rápidamente darían una alarma a la empresa para que las rellenaran.

De igual modo, si tienes un campo con muchas hectáreas necesitaras varios motores de riego. No alcanzas a controlarlos todo por ello, es importante introducir un dispositivo M2M que detecte la falta de agua en todo el área. Y así podríamos seguir con muchos ejemplos más, pero lo que está claro que este sistema es necesario, puesto que mejora la eficiencia de muchas máquinas así como nos ayuda a optimizar el funcionamiento de otras. Sin duda, el M2M es el futuro más cercano.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia