estudiar prevencion e Intervencion psicologica en problemas de conducta en la escuela
Ciencias de la Salud

Estudiar Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en la Escuela

Equipo de Expertos en Ciencias de la Salud

Niños que no son capaces de concentrarse, que se distraen con facilidad, que muestran más problemas para entender las cosas, que tienen conductas agresivas, que no se relacionan bien con compañeros y profesores… los problemas de comportamiento siempre han estado ahí, pero ahora sabemos que detrás de ellos hay una explicación vinculada a la psicología de la persona y, por tanto, podemos ponerles remedio o mejorarlos. Para eso, la sociedad necesita especialistas que hayan dedicado su tiempo a estudiar prevención e intervención psicológica en problemas de conducta en la escuela.

Ebook GRATIS: Psicología

Los problemas de conducta más habituales en el aula

Hiperactividad

Los niños que la padecen muestran un comportamiento en el que destaca una actividad excesiva que se sale de lo normal. No pueden parar quietos, tienen una conducta impulsiva y sus períodos de atención son más cortos.

Quienes padecen este trastorno se distraen con facilidad y pueden hacer que su conducta también distraiga a sus compañeros.

Conductas disruptivas

Aquí se engloban un conjunto de comportamientos que se producen de forma ocasional y que implican ignorar los límites, no respetar a la autoridad, desobedecer, llevar siempre la contraria, etc.

Aunque estas conductas pueden estar presentes en los niños, el problema puede aparecer en la adolescencia, o agravarse si ya viene desde lejos y no se ha tratado adecuadamente. Con frecuencia, estos comportamientos aparecen porque existe un mal funcionamiento de las habilidades sociales, mucha impulsividad, dificultades temperamentales, o por circunstancias que están afectando al equilibrio emocional del niño o del joven.

Negativismo desafiante

Cuando los alumnos empiezan a estudiar prevención e intervención psicológica en problemas de conducta en la escuela, el trastorno negativista desafiante es uno de los que más les cuesta reconocer, porque puede confundirse con conductas disruptivas.

Su particularidad es que la situación de enfado o irritabilidad del niño o adolescente se extiende en el tiempo, llegando a durar más de seis meses. Es decir, que deja de ser algo puntual para convertirse en un rasgo de la personalidad.

Quienes padecen este trastorno pierden la calma con facilidad, son muy susceptibles, muestran una actitud desafiante, rechazan la autoridad, culpan a los demás de sus problemas y pueden llegar a mostrar rencor e incluso buscar venganza.

Conducta violenta

Se considera conducta violenta toda aquella que pueda llegar a causar daño a una persona o un objeto. No es necesario que haya una agresividad física, también puede ser verbal.

Este comportamiento se materializa en acciones como insultos hacia los demás, gritos, mordiscos, patadas… y surge como reacción a un conflicto.

Un cierto nivel de reacción violenta se considera normal, pero el especialista tiene que ser capaz de determinar en qué casos la conducta ha sido algo puntual y en cuales puede estar convirtiéndose en un problema de comportamiento.

BODY-AREASALUD

 

 

 

 

 

La importancia de la intervención educativa

El incremento de los problemas de conducta en niños y adolescentes dentro y fuera del aula ha puesto de relieve la necesidad de que profesores y padres puedan contar con la ayuda de especialistas.

La falta de disciplina, el maltrato entre iguales, o la falta de respeto a la autoridad, se han convertido en importantes obstáculos para la convivencia y el aprendizaje. En consecuencia, hacen falta profesionales que se encarguen de detectar los problemas y de buscar soluciones para ellos. Incluso de poner en marcha planes de prevención que ayuden a evitar que aparezcan o se agraven los problemas de conducta.

¿Cómo se manejan los problemas de conducta en el aula?

La intervención en el ámbito escolar se da en varias fases:

  • Definición de unas normas claras y coherentes de comportamiento.
  • Reforzamiento de la postura de autoridad del profesor.
  • Planificar las rutinas de trabajo en el aula para que no haya “tiempos muertos” que creen un ambiente propicio para las conductas inadecuadas.
  • Motivar a los alumnos.
  • Promover la empatía dentro del grupo.
  • Ignorar conductas inadecuadas que no sean peligrosas ni tengan relevancia.
  • Identificar y retirar los elementos que refuerzan las conductas negativas.
  • Buscar fórmulas para modificar la conducta incorrecta.
  • Promover la interacción entre docentes, padres y especialistas en problemas de conducta.
  • Monitorizar la evolución del alumno.
  • Reconocer el esfuerzo y los logros del alumno

Todos los problemas de conducta son tratables, por graves que parezcan. Lo recomendable es buscar ayuda especializada lo antes posible y que todos los adultos que intervienen en la educación del menor se impliquen en el proceso y sigan las directrices marcadas por el especialista.

Corregir una conducta que ya se ha convertido en algo habitual puede llevar un tiempo pero, si las cosas se hacen bien y con paciencia, el resultado acabará siendo positivo.

Estudiar prevención e intervención psicológica en problemas de conducta en la escuela

Padres y docentes no pueden hacer frente por sí mismos a las alteraciones en la conducta que pueden manifestarse en los niños y los adolescentes. Necesitan contar con el asesoramiento de expertos que se hayan especializado en esta materia.

Es por ello que cada vez hay más profesores, psicólogos, pedagogos, educadores sociales y otros profesionales que se forman para convertirse en especialistas en intervención ante problemas de conducta en la escuela.

Quienes optan por esta formación quedan capacitados para detectar, prevenir y resolver conflictos que son habituales en las instituciones educativas. Aplicando técnicas de intervención psicológica que han demostrado tener una gran eficacia. Todo esto con el objetivo final de ayudar a los alumnos a desenvolverse socialmente de forma adecuada, enseñándoles a gestionar sus frustraciones y a relacionarse de forma adecuada con los demás, lo que hará de ellos adultos mucho más equilibrados a nivel psicológico el día de mañana.

¿Te gustaría convertirte en el profesional que los más jóvenes necesitan para redirigir sus problemas de conducta, poder vivir más felices y mejorar también la calidad de vida de su entorno? Ahora puedes hacerlo con nuestro Máster en Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en la Escuela. Un programa de 60 créditos ECTS pensado para que puedas estudiar totalmente online y compaginar tu formación con tu vida personal y profesional. Con un claustro formado por especialistas de gran prestigio. 

Ebook GRATIS: Psicología

Solicitar información

Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a [email protected]. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a [email protected] o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.