Selecciona tu país

Los muchos incidentes de seguridad que se están produciendo en la actualidad han llevado a que no haya nadie que no se quiera blindar ante estos problemas. Cualquier tipo de empresa, sea tecnológica o no, está buscando la forma de reforzar sus niveles de seguridad para no encontrarse ante brechas que la puedan poner en apuros. El objetivo es evitar ser protagonistas de estos graves incidentes registrados en los últimos años, y para ello apostar por la ciberinteligencia es fundamental. Solo haciéndolo se podrán tener los sistemas adecuados que eviten que un día nos encontremos ante una situación no irreparable, pero sí que produzca grandes pérdidas a nuestro negocio.

 

Ataques generalizados

Si en el pasado era frecuente que solo determinadas entidades se convirtieran en el objetivo de los grandes ataques informáticos, hoy día esto ha cambiado sobremanera. Ahora ya no solo se preocupan por el estado de seguridad de sus sistemas informáticos los bancos o las grandes empresas, sino que cualquier tipo de negocio está expuesto a posibles riesgos. Esto significa que al mismo tiempo que hay riesgos en el horizonte a los que están sometidas, estas empresas por pequeñas que sean tienen que estar preparadas para combatirlos si llegara el caso. Y yendo más allá en esto, la tendencia actual es recomendar que todos los negocios se adelanten a los posibles incidentes, para lo cual volvemos a mencionar el concepto de la ciberinteligencia.

Descarga nuestra guía gratuita: Los grandes desafíos de la ciberseguridad. Cuando protección y talento blindan el negocio

¿A qué nos exponemos con uno de estos ataques informáticos? Los hackers pueden tener distintas intenciones. Con los datos que roban pueden realizar modificaciones en los registros de las empresas para provocarles pérdidas directas y en otros casos también los pueden utilizar con la intención de hacer chantajes a sus víctimas. El contexto puede cambiar, pero no hay caso de ataque informático que no produzca unas consecuencias negativas en aquellos que lo hayan sufrido.

 

¿Es posible evitar todos los ataques?

No es sencillo, pero es posible. Requiere contar con un equipo de profesionales bien formados y saber aplicar los términos de la ciberinteligencia en su máximo esplendor. Para que las empresas puedan salir del paso y evitar estos incidentes tienen que trabajar en tiempo real a fin de que no se produzca ningún incidente imprevisto. Al hacer esto se pueden visualizar todas las amenazas existentes tanto a corto como a largo plazo, aplicar esfuerzos adicionales de seguridad y de una manera proactiva eliminar cualquier tipo de riesgo.

Trabajando en tiempo real hay que asegurarse de que hay distintos factores que siempre se encuentran protegidos de una manera absoluta. Esto incluye toda la información confidencial de los negocios, así como las bases de datos que dispongan de los distintos credenciales de acceso que se utilicen tanto de manera interna como externa. Es fundamental que todo esté bien atado y que los activos corporativos también queden protegidos en su totalidad para que ninguno de ellos se vea en riesgo por lo que pudiera ocurrir. La información que hay que proteger es tanto interna como externa, aplicándose a todo lo relacionado con la empresa y con los clientes de la misma, no solo con los empleados que forman parte de la plantilla. Esta protección abarcará también los distintos datos bancarios que se encuentren entre la información cruzada de la empresa, asegurando así que no pueda haber brechas que pongan en riesgo cifras económicas personales.

Y siempre se recomienda no solo mantener esa defensa proactiva en tiempo real, sino realizar revisiones, actualizaciones de las medidas de seguridad y modificaciones en la estructura de protección para que los atacantes no puedan encontrar la manera de acabar accediendo a los datos. Siempre hay que pensar que tal y como se refuerzan los sistemas, los atacantes también refuerzan sus medidas de lucha.

 

Ebook GRATIS: Ciberseguridad

Autor

Nuestros Expertos

Universidad Internacional de Valencia