Derecho comercial en Colombia

Los fundamentos del derecho comercial: qué es y cómo puede protegerse

Equipo de Expertos en Jurídico

Si te preguntas qué es el derecho comercial o mercantil, te contamos que se trata del conjunto de leyes que rigen las transacciones comerciales. Incluye leyes relacionadas con la conformación de empresas, contratos, fideicomisos, asociaciones, acuerdos de licencia y franquicias, así como otros acuerdos comerciales entre las partes.

Por lo tanto, protege a las empresas contra las prácticas ilegales o injustas respecto a los tratos, como los contratos de asociación o de servicios. El ámbito del derecho mercantil es muy amplio y puede aplicarse a casi todas las entidades comerciales y situaciones que implican el intercambio de bienes o servicios por un precio.

En efecto, es importante comprender los fundamentos de la formación jurídica en esta área y cómo pueden ayudarte a proteger tus intereses comerciales, a la vez que indica posibles señales de alarma al tratar con socios o proveedores. Si no se abordan, los problemas comerciales pueden dar lugar a conflictos legales, cuya resolución cuesta tiempo y dinero.

En todo esto es importante evitar los problemas, en primer lugar, y esta es siempre la mejor estrategia para cualquier empresario. Y es que a veces pareciera que es necesario tener una maestría en psicología jurídica para comprender cómo será el comportamiento legal de las personas. Pero, en su defecto, hay varias medidas sencillas que una empresa puede tomar para gestionar proactivamente los riesgos potenciales.

Áreas del derecho mercantil

La ley de sociedades gira en gran medida en torno al contexto comercial, o lo que involucra a las empresas. También puede incluir seguros, asociaciones, fabricación, transporte marítimo mercante, venta de bienes de consumo y cualquier desacuerdo legal relacionado con la empresa. El derecho comercial incluye las siguientes áreas del derecho (entre muchas otras):

  • Ventas comerciales.
  • Protección al consumidor.
  • Derecho contractual.
  • Derecho corporativo.
  • Ley de derechos de autor.
  • Ley de patentes.
  • Ley de marcas.
  • Ley de la propiedad intelectual.
  • Derecho de la competencia/antimonopolio.
  • Ley del medioambiente.
  • Gobierno corporativo.
  • Derecho comercial internacional.
  • Derecho laboral.

Conoce tus derechos: los fundamentos del derecho mercantil

El derecho contractual es el núcleo del derecho mercantil y la base de la mayoría de las relaciones comerciales. Es un conjunto de normas que rigen la formación, el cumplimiento y la terminación de las obligaciones contractuales. Estas normas están muy estandarizadas, independientemente del tipo de contrato utilizado.

De hecho, la mayoría de los contratos comerciales son formularios estandarizados diseñados para cubrir relaciones comerciales comunes. Una vez que las partes han acordado los términos y han firmado el contrato, quedan obligadas por sus términos, sin perjuicio de las defensas que puedan existir.

Aunque hay algunos principios generales aplicables a la mayoría de los tipos de contrato, los detalles de cada uno vienen determinados por la naturaleza del contrato en cuestión. ¿De dónde provienen todas las normas y costumbres que rigen este tipo de contratos? A esto es lo que llamamos las fuentes del derecho mercantil.

Fuentes del derecho mercantil explicadas

El derecho mercantil es el cuerpo de leyes que rige las relaciones entre individuos y empresas. Incluye temas como contratos, ventas, fideicomisos y agencia. Por lo tanto, las fuentes del derecho comercial son una combinación de leyes estatutarias (por ejemplo, el Código Comercial Uniforme) y jurisprudencia (como el caso histórico "Lemon vs. Kurtzman"). Algunas áreas del derecho empresarial también se definen por acuerdos o tratados comerciales internacionales (como el TLCAN).

Es decir, estamos hablando de las costumbres y procedimientos para las transacciones entre comerciantes y empresarios. Tradicionalmente, estas son diferentes para cada país y cuentan con la influencia de los países con los cuales tratan en sus relaciones comerciales. Entonces, si cada país establece y se rige por sus propias reglas, ¿qué podemos decir de las leyes comerciales en Colombia?

Derechos comerciales en Colombia y cómo están constituidos

El derecho comercial en Colombia está regulado por la Constitución colombiana de 1991 y el Código Civil de 2004. En general, los derechos comerciales en Colombia se basan en el principio de la libertad de contratación, lo que significa que las partes son libres de acordar los términos que deseen. Siempre que no sean contrarios al orden público o a la moral.

Desde épocas coloniales, las leyes colombianas en materia mercantil estuvieron influenciadas directamente por la legislación española. En especial, por la estructura entregada por las Ordenanzas de Bilbao. Pero, fue solo hasta 1971 cuando la presidencia de la república, mediante la ley 410, constituyó la ley mercantil de la era moderna. En ella se fundaron la gran mayoría de los conceptos que constituyen la naturaleza mercantil y que regularmente se rigen por una serie de herramientas que puedes aplicar en cualquier tipo de relación comercial.

Establecer una relación comercial

Antes de establecer cualquier acuerdo comercial, siempre hay que asegurarse de que todas las partes conozcan sus derechos y obligaciones. A esto lo solemos llamar un acuerdo. Este documento se encuentra firmado por ambas partes y en él se establecen los respectivos derechos y obligaciones que ayudarán a aclarar lo que se espera de cada parte. Si se considera oportuno, se puede pensar en utilizar un formulario de acuerdo preimpreso.

También, algunos campos de la actividad comercial cuentan con formularios estándar que se utilizan habitualmente. Estos formularios estandarizados tienen disposiciones que suelen ser apropiadas para el tipo de transacción en cuestión, pero están sujetas a cambios si las partes quieren modificar los términos del acuerdo.

Aunque esto pueda parecer mucha jerga legal, en realidad es bastante sencillo. Si se entra en una relación comercial con un entendimiento claro de lo que se espera que haga cada parte, es menos probable que haya problemas más adelante.

Protegiendo la propiedad intelectual

Otro de los aspectos importantes que constituyen el derecho mercantil es reconocer el derecho que cubre todo lo relacionado con la creación. Entonces, la propiedad intelectual es esa categoría de derechos de propiedad que incluye patentes, marcas comerciales, derechos de autor y secretos comerciales. Asimismo, abarca las invenciones, las obras artísticas y otras creaciones, y concede al propietario el derecho a excluir a otros del uso o el beneficio de su trabajo.

En efecto, las marcas comerciales y las marcas de servicio se utilizan para identificar y distinguir los productos o servicios de una empresa de los de otras. Mientras que las patentes y los derechos de autor se utilizan para proteger las invenciones y las obras artísticas, respectivamente. Las marcas comerciales y de servicio pueden utilizarse para identificar el origen de los bienes y servicios, mientras que las patentes y los derechos de autor se utilizan principalmente para impedir que otros copien las obras creativas.

Acuerdos de licencia y franquicias

¿Quieres abrir una franquicia pero no quieres pagar una cuantiosa licencia? No te preocupes, un acuerdo de licencia y franquicia es el camino. Obtendrás la protección legal que necesitas para incrementar tus ventas y ampliar tu red de clientes.

En derecho, un acuerdo de licencia es un acuerdo entre un licenciante y un licenciatario por el que el licenciante concede al licenciatario el derecho a utilizar una propiedad o un conocimiento patentado, como un secreto comercial, una patente o una marca comercial, durante un tiempo limitado y de forma limitada.

En otras palabras, un acuerdo de franquicia es un contrato escrito entre un franquiciador y un franquiciado que regula la relación entre ambas partes y el funcionamiento del modelo de negocio del franquiciador. En consecuencia, cada una de las partes está vinculada por las obligaciones establecidas en el acuerdo de licencia o franquicia.

Formación de empresas y acuerdos de asociación

En el derecho de sociedades, los acuerdos de constitución de empresas son clave para poner en marcha una empresa. Estos acuerdos son un contrato entre los miembros de la empresa, que establece los derechos y deberes de cada parte. Bajo este acuerdo se establecen también las acciones y los derechos de voto, así como los dividendos y la distribución de utilidades, entre otros aspectos.

Pero, ¿qué objetivo cumple bajo los ojos del derecho mercantil? Está diseñado para establecer la relación legal entre la empresa y sus accionistas y otras partes interesadas. Por ejemplo, entre otras características, suele ser un contrato muy detallado que cubre todos los aspectos de la sociedad, incluyendo lo que ocurre si la sociedad termina.

Conclusión

Finalmente, como revisamos con suficiencia, el derecho mercantil es universal y de su profundo conocimiento depende el que podamos cumplir de manera efectiva los acuerdos celebrados entre las partes interesadas. Para blindarte ante cualquier eventualidad puedes ejercer una especialización en derecho comercial o aplicar a maestrías virtuales que te complementen en esta área.

Es importante comprender los fundamentos del derecho comercial, lo que seguramente puede ayudarte a proteger tus intereses mercantiles. Algo que a la vez te alertará de posibles señales cuando trates con socios o proveedores. Si no se abordan desde los diferentes tipos de administración, los problemas empresariales pueden dar lugar a conflictos legales que tienen riesgo de acrecentarse y causar daños irreparables.

 

Solicitar información

Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a [email protected]. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a [email protected] o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.