María Isabel Santos es estudiante de VIU de Colombia. Es abogada especializada en Derecho de Familia y conciliadora en Derecho con estudios en Psicoterapia y Pedagogía. Además de su práctica privada en Derecho de Familia y en asesoría de Empresas de Familia, cuenta con una amplia experiencia docente, ejerciendo como Creadora y directora de los Diplomados Empresas de Familia y SAS Alternativas para Empresas  de la Cámara de Comercio de Bogotá, Capacitadora en Métodos Alternos de Resolución de Conflictos, Catedrática de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Catedrática en la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, formadora de emprendedores en la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito para la Alcaldía de Bogotá, Capacitadores de Conciliadores en Equidad con Partners Colombia, y conferencista de Proyecto Familia en Empresas, Colegios y Jardines infantiles. Además, en el campo de la investigación y difusión, es autora de diversos artículos y ponencias.

Actualmente ha terminado la Maestría Oficial en Mediación y Gestión del Conflicto de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas y se encuentra trabajando en su TFM. Aprovechando su visita a la sede central de VIU en España, le realizamos una entrevista para conocer un poco más sobre ella y su experiencia en VIU.

¿Nos puedes contar un poco sobre ti?

Soy una mujer alegre que vive al 100, siempre quiero aprovechar el tiempo al máximo. Abogada en ejercicio, especializada en Derecho de Familia con un post grado en Psicoterapia y en métodos alternos de resolución de conflictos. He combinado desde hace unos quince años mi práctica profesional con la docencia universitaria. Vivo con mi novio con el que me he casado 3 veces, la primera en 1996… Tengo dos hijos grandiosos que motivan mi diario vivir.

¿Por qué decides dedicarte al derecho de Familia?

Desde muy niña, tal vez por los conflictos que viví en casa, quise ser abogada de familia. Pienso que la familia es el soporte fundamental del ser humano. Hay muchas herramientas para perpetuar sanamente los vínculos familiares que deben ser conocidas y empleadas por el bien de la sociedad.

¿Cómo ha contribuido tu formación en psicoterapia y pedagogía a tu práctica profesional?

Es como un combo, el tener conocimientos en psicoterapia me permite leer entre líneas a mis clientes y colaborarles desde el lado humanístico de la abogacía.

¿Siempre has tenido vocación docente? ¿Cómo decides dar el paso y dedicarte a ello de forma profesional?

Debo confesar que soy disléxica, por lo que tanto mis estudios como mi ejercicio profesional han sido un constante reto.  De joven aspiraba a ser docente, pero me daba terror enfrentarme a un público por temor a equivocarme. Con los años aprendí que mi personalidad me lleva a medirme a todo. Ya no me da miedo equivocarme, soy humana y me equivoco, lo importante es reconocerlo y encontrar la forma de resarcir el error. He dictado clases por casi quince años, el contacto con la juventud me hace mucha falta, me mantiene actualizada.

No sólo impartes clases, sino que también cuentas con una extensa formación a nivel personal ¿Qué importancia tiene el aprendizaje, y en específico el aprendizaje académico, en tu vida?

Es un reto, como dije, pero lo enfrento a diario pues considero que el aprendizaje es el mejor vehículo para desarrollar habilidades y destrezas que permitan la realización del intelecto.  Ahora que culmino la Maestría en Mediación y Gestión del Conflicto, debo darme un respiro para coger fuerzas para el próximo reto. No me imaginé que fuera a exigirme tanto, termino agotada… pero muy satisfecha y agradecida.

¿Por qué eliges estudiar el Máster Universitario en Mediación y Gestión del Conflicto en VIU?

Mi proyecto a mediano plazo es vivir en España por lo que quise empezar a abrir puertas. Hice una investigación exhaustiva de programas y universidades que se acomodaran a mi perfil y gracias a Dios me encontré con la VIU, mejor no pudo ser. Encontré todo lo que buscaba.

¿Cómo ha sido la experiencia?

Al principio me costó un poco entender la metodología de la virtualidad, pero reconozco hoy que la universidad tiene un campus virtual como ninguno y un grupo humano maravilloso.

¿Qué es lo que más destacarías del título y de la Universidad en general?

Respecto del título encontré que el contenido de las asignaturas es muy completo y de la Universidad, el haber tenido la oportunidad de ir personalmente a visitarla, me conectó profundamente con mi alma mater.  Los profesores detrás de cámaras logran que los estudiantes se interesen en sus exposiciones, no es fácil, pero lo consiguen con su empatía.

¿Cómo piensas aplicar lo aprendido en el máster a tu práctica profesional?

Los métodos de resolución de conflictos han estado en mi ejercicio profesional desde hace años por lo que no me son ajenos. Quiero dedicarme a la mediación en particular, cuando viva en España, mientras tanto quisiera ofrecerle a la universidad apoyarlos desde Colombia.