Selecciona tu país

Sin duda todos hemos escuchado hablar alguna vez de Sigmund Freud y de su importante aportación a la psicología con el psicoanálisis. Freud destacó la importancia del subconsciente en nuestra vida cotidiana y desarrolló la teoría del psicoanálisis y la terapia psicoanalítica. La terapia psicoanalítica es un proceso terapéutico que intenta resolver los problemas psicológicos de las personas teniendo en cuenta las fantasías, los pensamientos, las emociones, los sentimientos y los sueños, es decir, su mundo interior.  

Principios básicos de la terapia psicoanalítica

Existen diversos principios básicos en la terapia psicoanalítica, entre los que podemos destacar los siguientes:

El inconsciente y sus manifestaciones

La terapia psicoanalítica parte de un concepto de mente en el que se incluye el subconsciente, al que no se puede tener un acceso directo, pero sí se puede llegar a conocer a través de las formas que tiene de manifestarse como los sueños o las fantasías.

El pasado

Al contrario de lo que ocurre en otras ramas de la psicología, en el psicoanálisis se tiene en cuenta el pasado de las personas y cómo ese pasado ha influido en la situación actual, en las formas de actuar y de pensar.

La defensa

Las personas pueden tener en su mente zonas ocultas que defienden ante los terapeutas para que no salgan a la luz. Estos mecanismos de defensa son estudiados por el psicoanálisis para tratar de llegar al inconsciente.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

El curioso caso de Anna O.

En el año 1880 le llegó al psicólogo Josef Breuer el caso de una joven de 21 años con síntomas de histeria. Se llamaba Bertha Pappenheim aunque Breuer bautizó el caso como “Anna O.”. Esta joven padeció ceguera, sordera, parálisis, estrabismo y en ocasiones perdía la capacidad de hablar o sustituía su idioma natal (el alemán) por idiomas que no dominaba como el inglés o el francés. Berta Pappenheim fue la persona que facilitó el descubrimiento del método catártico, que es el germen de la terapia psicoanalítica. Cuando ella relataba los hechos traumáticos se aliviaban, al menos en parte, su angustia. Este procedimiento curativo fue llamado por Pappenheim “cura del habla”. Posteriormente Breuer, que había encontrado una forma de curación de la histeria, la transmitiría a Freud, que la adoptaría en la Teoría del Psicoanálisis.  

Técnicas terapéuticas del psicoanálisis

Para lograr que el paciente se expresa, el terapeuta puede utilizar diversas técnicas, como las siguientes:

La asociación libre

Consiste en que el paciente dice todo lo que se le pasa por la cabeza, sin censurar nada de los recuerdos, pensamientos o sensaciones que tenga. El psicoterapeuta deberá facilitar esa asociación libre para identificar los posibles conflictos del paciente.

La transferencia terapéutica

Supone la transferencia de emociones y sentimientos relativos a personas importantes en la vida del paciente hacia su terapeuta. Si esto sucede, el terapeuta se lo debe señalar al paciente para que comprenda y mejore la forma de relacionarse con esas personas.

Interpretación de pensamientos, sueños y palabras

El terapeuta deberá aprender a sacar conclusiones de los pensamientos, sueños y palabras que exprese el paciente. Para ello le preguntará y le hará reflexionar para entender su conducta. En este sentido, destaca también la importancia de los sueños como una manifestación del inconsciente que también debe ser objeto de interpretación. Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia