Selecciona tu país

Entre los muchos términos que vamos a conocer una vez profundicemos en el estudio de la tecnología a un nivel superior la multiplexación será uno de los más habituales. Se trata del proceso que se lleva a cabo cuando en un mismo medio dirigido a la transmisión de información se reúne un mínimo de dos canales distintos. Pueden ser dos o una cantidad mayor dependiendo de cada uno de los casos. Esta combinación de canales se realiza obligatoriamente a través de una herramienta que conocemos con el nombre de multiplexor. Es de ahí de donde obtiene el nombre este proceso tan utilizado en distintos campos. Una pregunta frecuente que se hacen muchas de las personas que comienzan a estudiar la multiplexación es si puede existir a la inversa del circuito normal. Y la respuesta es afirmativa, momento en el cual pasamos a conocer el término como demultiplexación, lo que resulta sencillo y fácil de comprender.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

 

Su aplicación en el sector informático

Aunque la multiplexación se utiliza de forma frecuente en distintos terrenos, los que más se aprovechan de ella son los campos de la informática y las telecomunicaciones. Son aquellos que le sacan un mayor partido a sus ventajas y que más exprimen el potencial que ofrece. Si hablamos de la informática la multiplexación se puede utilizar de distintas maneras, expandiéndose el término de una forma flexible en base al contexto. Uno de los usos frecuentes de este término se produce en el momento en el cual utilizamos un archivo único en el cual integramos varios archivos independientes que están destinados a quedar unidos. Es el caso de cuando montamos un archivo visual al cual le introducimos un documento de audio por una dirección y uno de vídeo por el otro, algo muy común incluso a nivel de usuario cuando se publican vídeos en YouTube. Otro de los momentos en los que podemos usar la multiplexación aplicada a la informática viene en el caso de que queramos salvaguardar un archivo con total seguridad. En ese caso lo que creamos es una serie de copias del mismo archivo que se respaldan las unas a las otras con la intención de evitar incidentes y que si alguna termina viéndose comprometida las otras copias puedan cubrirlas. La multiplexación también la vemos en el interior del funcionamiento de una CPU dentro de un ordenador. Este componente multiplexa cuando los distintos procesos se acumulan en periodos de tiempo en los que van ocupando un mismo espacio con la intención de realizar sus acciones determinadas, manteniendo un orden y una cola bien estructurada. Y por supuesto, la multiplexación también se refiere a la situación en la cual un número superior a dos buses de datos comparten información de una manera directa entre diferentes tipos de herramienta, entre las que se pueden incluir una memoria interna o un disco externo de almacenamiento.  

Multiplexar en las telecomunicaciones

Haciendo referencia al caso del montaje de vídeo en informática vemos que la multiplexación en telecomunicaciones tiene un tipo de funcionamiento similar. En este caso la información se plasma en forma de intercalados que van tomando cuerpo en un mismo elemento sin que se produzca la mezcla de los mismos. Esto se aplica en este caso no solo a vídeo y sonido, sino también a imágenes. Para los especialistas de este sector es común referirse a la acción de multiplexar como utilizar el control de acceso al medio, que viene a ser una forma distinta de nombrarlo pero con el mismo objetivo y función. Pongamos el ejemplo del sistema por el que funciona la emisión televisiva, que utiliza una frecuencia en la cual solo se podría emitir un canal de imagen si no se realizara la acción de la multiplexación. Al hacerla, sin embargo, de lo que nos beneficiamos es de poder introducir varios canales dentro de la misma señal sin que estos se mezclen en el momento de su concentración. Las ventajas del multiplexado en distintos sectores son enormes y solo hay que ver que también se usa en telefonía, telegrafía y procesado de otros medios para entender que se trata de una tecnología fundamental. Además, tiene la particularidad de entenderse con facilidad y de poder ser dominada a nivel práctico sin necesidad de una gran práctica, algo que los profesionales de estos campos agradecen.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia