Selecciona tu país

El Dr. Alejandro Domínguez es doctor en psicología por la Universidad de Valencia, y tiene una amplia experiencia en la aplicación de las nuevas tecnologías a la terapia psicológica. Actualmente combina su actividad investigadora con la docencia y dirección de TFM’s en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Internacional de Valencia-VIU. Es precisamente en este rol en que, junto a la Dra. María Jesús Hernández Jiménez, directora del Máster en Terapias Psicológicas de Tercera Generación en VIU, y profesionales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), la Universidad Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Buenos Aires; ha desarrollado y lanzado el proyecto Duelo COVID, una plataforma online, gratuita y disponible las 24 horas, que da apoyo a quienes hayan perdido un ser querido durante la crisis global provocada por el COVID. Para conocer un poco más sobre este proyecto le realizamos la siguiente entrevista al Dr. Domínguez.

 

¿Cómo surge la idea de crear Duelo COVID? ¿Cómo fue/está siendo su desarrollo e implementación?

La plataforma Duelo COVID es la continuación de la plataforma Salud Mental COVID, en la que ofrecemos tratamiento auto aplicado con la finalidad de contrarrestar la sintomatología ocasionada por las medidas de disminución de contagios de COVID. Estar un tiempo prolongado en casa puede ocasionar sintomatología de ansiedad, depresión, trastornos de sueño e incluso, debido a las situaciones relacionadas con la pandemia, se observa una alta prevalencia de estrés postraumático.

Dentro de Salud Mental COVID incluimos un módulo relacionado con Duelo, pero no fue suficiente, y dada la necesidad propusimos en septiembre de 2020 la creación de la plataforma Duelo COVID.

Duelo COVID realizada en esfuerzo interdisciplinario de psicólogas y psicólogos, ingenieros, y diseñadores gráficos. Sigue los principios de User Experience, en el cual se recabaron las opiniones y necesidades de los participantes objetivos en base a la intervención Duelo COVID antes de ser creada. De igual manera, se validó con los participantes prototipos de la plataforma antes de crearla. Los contenidos fueron diseñados por psicólogas clínicas con experiencia clínica en proceso de duelo y trastornos relacionados. Los contenidos son entregados a los participantes a través de texto y vídeo. Los vídeos fueron realizados por el equipo de diseño gráfico y narrados en una voz relajante y atractiva para los usuarios.

Este proyecto está registrado en el comité de ética en la investigación de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, y en Clinical Trials (NCT04638842).

La mayoría de los investigadores son de la Universidad Internacional de Valencia, Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y la Universidad de Buenos Aires, Argentina.

¿Cómo funciona la plataforma? ¿A quién está dirigida?

Para ingresar a la intervención los usuarios sólo tienen que crear una cuenta con cualquier correo, no se solicitan datos personales cómo su nombre, dirección, teléfono o salario. El usuario tiene que entrar a wwww.duelocovid.com, leer el consentimiento informado y de aceptar, contestar los cuestionarios que nos ayudarán a saber cómo se encuentra antes de acceder a la intervención. De igual manera una vez terminada la intervención volverá a contestar la evaluación, y en 3 y 6 meses para evaluar el mantenimiento de los resultados a través del tiempo.

La intervención está compuesta de 12 sesiones interconectadas, las cuales están disponibles a los usuarios cada 3 días con el objetivo de que entre sesión y sesión los participantes realicen las tareas y actividades asignadas en cada sesión. La base teórica de la intervención está basada en la Terapia Cognitivo Conductual, Psicología Positiva, Mindfulness y Terapia de Activación Conductual, por consiguiente, es una intervención multicomponente. Las sesiones son:

  1. Fases del duelo.
  2. Identificar las emociones y atender las necesidades.
  3. Sentir y Afrontar el dolor,
  4. Evaluación de las preocupaciones.
  5. Duelo privado de derechos por COVID-19.
  6. Estrategias de despedida del ser querido.
  7. Autocuidado.
  8. Retomar las actividades diarias.
  9. Contacto con redes de apoyo.
  10. Recolocar a la persona.
  11. Establecimiento de metas.
  12. Plan de prevención de recaídas.

La intervención tiene cómo objetivo la prevención del Duelo Complicado, un trastorno que tiene grandes repercusiones en la salud física y mental y se presenta a partir de los 6 meses del fallecimiento del ser querido. La intervención estaba dirigida originalmente a la población mexicana, pero se han registrado participantes en otros países de Latinoamérica, Estados Unidos y España.

La población objetivo es para personas que han sufrido una perdida dentro de un periodo de tiempo de 6 meses, que no están tomando fármacos, recibiendo atención psicológica, ni han tenido un intento reciente de suicidio, alta ideación suicida, ni de estrés postraumático. En caso de que los participantes contesten los cuestionarios y la plataforma identifique que cumple con al menos una de estas características le direccionará a la persona a números de atención telefónica especializada, en los cuales psicólogas y psicólogos están ofreciendo tratamiento psicológico 24 horas del día, 7 días de la semana y la gran mayoría son completamente gratuitos.

La razón por la cuál se establecen estos criterios de inclusión es porque una intervención auto aplicada no será suficiente para atender las necesidades de la población que cumplan con los criterios de exclusión. Lo más recomendable en ese caso es que reciban atención especializada para evitar que el trastorno se agrave.

El objetivo de esta plataforma es que una vez terminada la pandemia por COVID-19, no siga teniendo un impacto en la salud publica e implique una reducción en la calidad de vida, e incluso reducir la probabilidad de suicidios.

¿Cómo ha sido la respuesta hasta ahora? ¿Tenéis planes o intenciones de ampliar los países en que se pueda acceder al servicio?

Hemos tenido una respuesta muy grande, la plataforma fue puesta en marcha el 24 de diciembre de 2020 y hasta el momento contamos con 5.681 personas que han realizado la evaluación y contamos con 1.121 participantes hasta el día de hoy, 25 de febrero de 2021. La distribución de la plataforma en los medios de comunicación ha sido muy grande, contando con entrevistas y artículos entre los noticieros más grandes de México. De igual manera, la gente está compartiendo la plataforma para personas que consideran que les puede funcionar. Una de las publicaciones más distribuidas de la página de Facebook de la plataforma cuenta ha sido compartida más de 16.000 veces y sigue aumentando cada día. Hay una gran necesidad y es nuestra intención ofrecer un tratamiento basado en evidencia científica de manera totalmente gratuita a toda la población que lo necesite sin limitaciones en cuanto a cantidad. Esta plataforma viene a ser de gran ayuda para las y los psicólogos también que ya se veían sobrepasados por la gran cantidad de atención necesaria y por el hecho de que algunas personas no recurrían a buscar ayuda por la falta de dinero, otro aspecto que ha sido una consecuencia de la pandemia en dónde se han visto perdidos una gran cantidad de empleos.

Dada la gran necesidad que existe en diversos países, la plataforma Duelo COVID está en proceso de ser implementada en breve en Ecuador. La investigadora responsable es la Dra. Paulina Herdoiza de la Universidad Internacional de Ecuador. Esperamos que la intervención beneficie de amplia manera a población ecuatoriana y de otras partes del mundo.

¿Qué papel crees que pueden jugar las tecnologías online en la aplicación de tratamientos de salud mental?

La evidencia que sustenta la aplicación de las tecnologías para la promoción de la salud mental e intervenciones aplicadas a través de herramientas tales cómo plataformas online y aplicaciones es amplia. Creo que podemos afrontar la pandemia por COVID-19 en cuánto a afectación a salud mental se refiere, de una manera mucho más efectiva, gracias a los resultados disponibles de décadas de investigación y a grandes profesionales en España que han hecho posible que estas herramientas estén disponibles. Yo en lo personal adquirí gran conocimiento en los 4 años que estuve trabajando con el grupo Labpsitec (Laboratorio de Psicología y Tecnología) de la Universidad de Valencia, dirigido por las Dras. Rosa Baños, Cristina Botella, actualmente Azucena García Palacios y con mi codirector de tesis el Dr. Ausiàs Cebolla.

Creo que es posible hacer intervenciones más cercanas a la gente las cuáles puedan ser de gran ayuda, y la metodología UX puede acercar al mundo de la investigación con los usuarios objetivo. Hay mucho por hacer aún, pero gracias a las tecnologías podemos hacer que, en cualquier hogar con móvil o computadora con acceso a internet, (que no es algo tan poco común en estos días), se pueda entregar intervenciones efectivas para la reducción de sintomatología de una gran cantidad de trastornos mentales. Por el momento se ha enviado el protocolo de Duelo COVID a una revista de alto impacto (Q2) y hemos recibido recientemente la aceptación para presentar los resultados previos en el Congreso Internacional de Psicología en su edición 32 que será realizado en Praga en Julio de este año, en caso de que sea posible la realización de congresos presenciales.

¿Crees que harán falta más herramientas de este estilo una vez superemos lo más urgente de la pandemia y se haga evidente la necesidad masiva de recursos para tratar las secuelas psicológicas creadas por esta?

Sí, creo que será necesario ayudar a la población a superar una época tan traumática cómo lo está siendo COVID-19. Ahora estamos dentro de la pandemia, no podemos ver con detalle el impacto que tendrá en la salud mental, pero diversos expertos y expertas a nivel global ya están advirtiendo de la pandemia de trastornos en salud mental que pueden aumentar debido a la pandemia.

Especialmente me preocupan los países de bajos recursos o en vías de desarrollo dónde la salud mental no suele ser la prioridad de las necesidades. Creo que intervenciones cómo Duelo COVID y otros proyectos apoyados en Tecnologías pueden ayudar de gran manera a la población a sobrellevar el impacto en la salud mental que tendrá esta pandemia, y por consiguiente poder llevar una vida más adaptada y productiva, lo cuál a su vez también beneficiará al resto de la sociedad en todos los aspectos, incluidos los económicos.

También me parece que podríamos estar haciendo mucho más por el personal de salud que están poniendo su vida en riesgo por la protección de todos y quienes están viendo una serie de sucesos traumáticos de manera diaria, similar a una guerra. Creo que deberíamos de estar haciendo más por ellas y ellos y cuidarlos ya que ellos cuidan la salud y vida del resto de la población. Creo que las herramientas digitales también les podrían ayudar ahora y de igual manera mantener las medidas de seguridad necesarias, para no tener personal de salud con trastornos los cuáles posteriormente podrá afectar su vida y la de los demás.

Quisiera cerrar agregando que Sin Salud Mental no se puede hablar de salud.