Dra. Leticia Bartolomé del Pino- principal
Tu historia hace ciencia

Tu historia hace ciencia | Dra. Leticia Bartolomé del Pino: la pasión por aprender, como llave para abrir un mundo de posibilidades

La representatividad y la visibilidad de los referentes femeninos en ciencia sigue siendo una tarea fundamental. La falta de ejemplos notorios y numerosos es una de las grandes barreras que explican la desigualdad de género en campos como la investigación o las carreras STEM. Esta falta de representatividad se traduce en una falta de confianza, que tiene como consecuencia una perdida insostenible de talento en el área científica.

Por ello, desde VIU hemos creado esta sección, destinada a celebrar y visibilizar a las científicas de VIU durante todo el año, contribuyendo de esta manera a la presencia en el universo digital de más referentes femeninas que puedan inspirar a las niñas de hoy a ser las científicas de mañana.

En esta ocasión, conoceremos un poco más sobre la Dra. Leticia Bartolomé del Pino, doctora en Veterinaria con Mención Europea por la Universidad Complutense; licenciada en Veterinaria por la UCM; licenciada en Biotecnología Médica habilitada como bióloga, por la Università di Roma Tor Vergata; Máster en Investigación veterinaria por la UCM; Máster en Epidemiología y Salud Pública por VIU y Especialización en enfermedades infecciosas, prevención y legislación. Actualmente es docente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad, impartiendo docencia en las maestrías de Epidemiología y Bioética. Además, es investigadora en los grupos Greenius y Prohealth, ambos de VIU.

Leticia Bartolomé tuvo claro desde los 9 años que quería ser veterinaria, la fascinación por los animales y su deseo por ayudarlos le puso en el camino de una carrera que descubriría mucho más compleja, pero también mucho más gratificante, de lo que había imaginado de niña “no sabía la cantidad de áreas que engloba la carrera. Fue en la Facultad donde descubrí que la medicina animal, que parece la más visible, es solo una parte. Encontré otras áreas, como las de seguridad alimentaria, producción y nutrición y la sanidad animal, que se convirtió en mi pasión, que engloba enfermedades principalmente transmisibles que no solo afectan a los animales sino también al ser humano.

Por eso, el terminar la carrera y convertirse en veterinaria fue solo el primer paso de su carrera. Aunque nada más egresar ejerció como veterinaria clínica en pequeños y grandes animales durante varios años, ante sus ojos se había abierto un mundo de conocimiento y posibilidades que transformaron aquel sueño de infancia en algo mucho más grande, en una vocación por aprender que la llevaría no solo a cursar múltiples titulaciones y ocupar una diversa gama de puestos laborales, sino que también la llevaría a viajar y vivir en diferentes países.  

He colaborado con FAO (Naciones Unidas) como consultora para la realización de cursos y actividades en el área de la seguridad alimentaria, anteriormente fui pasante en la división de sanidad animal de esa misma organización. He trabajado como facultativo en órganos técnicos del Estado y también me he dedicado a la investigación, como veterinaria y biotecnóloga en centros de Italia y España colaborando en proyectos muy diferentes sobre enfermedades parasitarias e infecciosas (humanas y de origen animal), de las que he publicado diferentes artículos. También he sido cooperante internacional en Tanzania realizando varias misiones en las que monté un laboratorio de Microbiología Clínica en un hospital público y organicé una campaña de lavado de manos en escuelas primarias de la zona.”

Pero para llegar a vivir todo esto, Leticia primero tuvo que recorrer un largo y sacrificado camino en busca del crecimiento y el progreso de sus conocimientos y capacidades, que comenzó por combinar su práctica profesional con la formación primero, para luego dar el paso definitivo de buscar nuevos horizontes más allá de ese sueño inicial de ser veterinaria “Al finalizar la carrera me seguí preparando en el área de la sanidad animal mediante cursos, máster y estancias, hasta que conseguí completar el doctorado y trabajar como investigadora. Decidí también ampliar horizontes y completé mis estudios en biotecnología y salud pública y epidemiología para poder investigar en otras áreas.”

Su aventura formativa e investigadora la llevó a residir y trabajar en Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia, Tanzania, algo que le marcó profundamente y que le llevó a convertir el viajar y el aprender idiomas en dos de sus principales aficiones. A día de hoy reside entre España e Italia y ha encontrado en la Universidad Internacional de Valencia su entorno ideal para compartir sus conocimientos y experiencia a través de la docencia mientras sigue desarrollando su carrera investigadoraActualmente trabajo en la Universidad Internacional de Valencia como docente en varios Masters oficiales del área Salud y soy investigadora en los grupos Greenius y Prohealth.”

Aunque el motor de la carrera de Leticia Bartolomé siempre ha sido una voluntad férrea al servicio de un deseo inconmensurable de aprender, la confianza de perseguir su sueño de infancia de estudiar una carrera en el campo de las ciencias vino cimentada por el irrestricto apoyo familiar con que siempre contó “Aunque por desgracia mucha gente no entiende la cantidad de sacrificios que se tienen que hacer, aparte de horas de estudio y dedicación, mi familia siempre me ha apoyado y me ha animado a perseguir mis metas. Su apoyo ha sido muy importante a la hora de saber que tenía la posibilidad de ser lo que quisiera, de dedicarme al campo profesional que quisiera, de convertirme en lo que quisiera ser, especialmente al comienzo de mi etapa formativa y carrera profesional

Echando la vista atrás, Leticia recuerda que sus primeros referentes, eran científicos y científicas dedicados y dedicadas a la divulgación e investigación “Siempre me han impresionado las personas que han dedicado su vida a la divulgación y protección del medioambiente, Félix Rodríguez de la Fuente, David Attenborough, Jane Goodall.”

Leticia es madre de una niña de 3 años, por lo que la desigualdad de género y la representatividad femenina en ciencia es un tema que le preocupa "Al ser madre de una niña, estoy bastante sensibilizada con el tema de niñas en la ciencia y me preocupa el futuro en ese aspecto". por ello, desde la experiencia adquirida a lo largo de su impresionante carrera, y con la ilusión de quien sabe que le queda aún mucho por recorrer, la Dra. Bartolomé del Pino, aconseja a las niñas y niños que tengan interés en ciencia que se “Animen a empezar. Que busquen qué les interesa y se centren en eso. El mejor apoyo es la constancia y lo fundamental, el encontrar la oportunidad, pero hay que buscarla. Hablar de ciencia es algo muy general, hay muchísimos campos donde seguro que están muy motivadas y pueden investigar.” Y a su yo de niña, que soñaba con estudiar veterinaria, le daría un consejo tan simple como efectivo “Es difícil, pero vale la pena.”

PUEDES LEER OTRAS HISTORIAS DE ESTA SECCIÓN AQUÍ

Emilio Vivallo
Emilio Vivallo

Equipo de Comunicación de la Universidad Internacional de Valencia.