El cerebro o encéfalo es la parte del sistema nervioso central localizada al final de la médula espinal y contenida dentro del cráneo. Las partes del cerebro humano, dependiendo del grado de detalle al que queramos llegar, pueden llegar a ser muy extensas. Para hacer de este un tema accesible e introductorio a todos aquellos que se interesen por las partes del cerebro, nos basaremos en la clasificación que ofrecen Kandel, Schwartz y Jessek (2000) en Principios de Neurociencia.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

Estos autores hablan de 7 partes o regiones funcionales principales del sistema nervioso central, de las cuales 6 corresponden a partes del cerebro.  

Partes del cerebro humano. Funciones

Comenzamos esta descripción de abajo hacia arriba, mencionando en primer término las estructuras que componen el tronco encefálico:

  • Bulbo raquídeo: también conocido como médula oblongada sirve de enlace entre el cerebro y la médula espinal. Interviene en la regulación de funciones autónomas como la respiración, la circulación sanguínea o el ritmo cardiaco.
  • Protuberancia: localizada sobre el bulbo raquídeo y bajo el mesencéfalo, también nombrada como puente troncoencefálico o puente de Varolio. Mide alrededor de 2.5 cm y es un puente de comunicación esencial entre otras partes del cerebro; por ejemplo, al bulbo raquídeo con los hemisferios cerebrales, sobre los que hablaremos más adelante.
  • Mesencéfalo: parte posterior del tallo cerebral que interviene en el control de los reflejos visuales y auditivos. Es muy importante para la transmisión de impulsos motores y sensitivos entre diferentes partes del encéfalo.

Las otras estructuras del cerebro son:

  • Cerebelo: localizado detrás del puente de Varolio, el cerebelo es responsable de los movimientos musculares coordinados y de mantener la postura y el equilibrio. También participa en el aprendizaje motor.
  • Diencéfalo: conformado por dos estructuras, el tálamo y el hipotálamo. La primera es la más larga y contiene núcleos por los que pasan casi todas las vías sensoriales, excepto la olfativa. El hipotálamo, entre otras funciones, es responsable de la producción de muchas hormonas que regulan el funcionamiento de células y órganos.
  • Hemisferios cerebrales: una de las partes del cerebro más conocidas; hemisferio cerebral derecho e izquierdo. Están conformados por la corteza cerebral, que se divide en cuatro lóbulos; el frontal, parietal, occipital y temporal. Los hemisferios cerebrales también incluyen estructuras localizadas más en profundidad: los ganglios basales, el hipocampo y los núcleos amigdalinos.

 

Tecnologías de neuroimagen

Si en un inicio de la historia de la medicina la descripción de las estructuras del cerebro estaba subordinada a la observación del órgano postmorten, en la actualidad las tecnologías de neuroimagen permiten un estudio más detallado de estructuras y funciones.

Entre las más destacadas para la visualización de partes del cerebro están:

  • Tomografía computarizada: también conocida como tomografía axial computarizada permite generar varias imágenes transversales que después pueden se manipuladas en el ordenador. Las imágenes son puramente estructurales y se crean gracias a un equipo especial de rayos X.
  • Imagen por resonancia magnética: en lugar de usar rayos X para generar las imágenes, la resonancia magnética usa potentes campos magnéticos. Es superior a la tomografía computarizada, permitiendo identificar un mayor contraste entre tejidos. Además, la llamada resonancia magnética funcional va un paso más allá, mostrando diferentes niveles de actividad eléctrica localizada.  

Ebook GRATIS: Tecnologia y Salud

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia