Selecciona tu país

Violeta Serrano, escritora, periodista y docente de VIU, participó en la jornada ‘Nueva geopolítica mundial’, en la mesa titulada ¿Nuevo orden mundial poscovid? Enmarcada en el Foro Telos 2020 organizado por Fundación Telefónica, la mesa analizó el cambio de reglas que la globalización y digitalización han provocado en el orden global, y como la disrupción que la covid-19 ha provocado, refuerza o debilita a los grandes líderes del panorama geopolítico internacional, intensificando la carrera por encabezar el progreso tecnocientífico y cultural.

A Serrano la acompañaron Andrés Ortega, escritor, analista y periodista, Senior Research Fellow del Real Instituto Elcano; Áurea Moltó, directora de la revista Política Exterior; José M. de Areilza, secretario general de Aspen Institute España; y Fernando Arancón, director de El Orden Mundial y uno de los autores de ‘El mundo no es como crees’, Editorial Ariel, 2020.

Violeta Serrano defendió un optimismo cauto respecto al futuro de Europa en el contexto mundial, haciendo énfasis en las posibilidades que la creación de nuevas identidades construidas a través de entornos digitales, pueden aportar a la identificación y empatía con personas de diferentes partes del globo. A este respecto afirmó que “la juventud se comunica a través de las redes sociales y crea nuevas identidades, a las que no debemos tener miedo, que les permiten identificarse con alguien que está a miles de kilómetros de distancia, y creo que en ese hecho hay esperanza, porque la pandemia ha hecho que tengamos que repensar la globalización de otra forma, porque la solución tiene que ser global.”

Adentrándose más en el tema de hacia donde debe dirigirse Europa dentro del contexto mundial, Serrano enfatizó la importancia de integrar a la población migrante dentro de la sociedad para aprovechar de manera integral el aporte económico y demográfico que ésta puede suponer, y que a su juicio se ve impedido por la situación de irregularidad en que se encuentra una parte importante de este grupo. Sobre este tema señaló Europa tiene una gran oportunidad a nivel de valores y por respeto a los DDHH, pero también a nivel utilitario, tenemos que ser sinceros y reconocer que somos un continente de ‘huesos viejos’. A nivel demográfico necesitamos juventud, particularmente en España, y necesitamos regularizar a una serie de personas que en su estado actual no son capaces de aportar todo lo que aportarían. En España tenemos una media de 400 mil personas en situación irregular, la mayor parte, 8 de cada 10, de Latinoamérica. Tenemos una potencia que no sabemos aprovechar y que podríamos hacerlo, es más, tenemos que aprovecharla. En un mundo globalizado, en el que me puedo identificar con cualquier persona, más allá de territorios o culturas locales, esta inmigración supone un aporte positivo, de crecimiento y mejora de nuestras sociedades”

Si quieres ver la mesa redonda completa solo tienes que seguir el siguiente enlace: HAZ CLICK AQUÍ