“Las nuevas tecnologías pueden ayudar a la creatividad de las personas y al desarrollo de su talento” Sir Ken Robinson

Hay un cambio social que podemos observar a través de áreas tan relevantes en nuestra sociedad como son los grandes avances en la tecnología, ciencia, la medicina, en nuestro sistema económico, gubernamental… Pero nos preguntamos ¿Cómo es posible que las sociedades avancen y nuestro sistema educativo, concretamente, las formas en ofrecer los contenidos en el aula no varíen?.

Nos encontramos en un momento idóneo y necesario para hacer uso de la tecnología existente y aprovecharnos de ella para promover nuevas formas de aprendizaje y relación de contenidos. Contenidos estipulados, además, cómo parte de las competencias necesarias y propuestas por el Ministerio de Educación, en este caso nos referimos a las nuevas competencias para el tratamiento de la Información y la competencia digital.

Es ahora cuando tenemos la posibilidad de potenciar una nueva forma de enseñar y aprender, desarrollando el uso de estrategias educativas con la ayuda de soportes digitales, que nos ofrezcan una mayor motivación, interés y autonomía para los alumnos. Además de tener la oportunidad de comprobar de qué manera puede repercutir en el aprendizaje, y aun más en los alumnos con necesidades educativas especiales y que requieran o no, de productos de apoyo para el manejo de software o hardware. Convirtiéndose a su vez en un elemento normalizador y de integración en el aula, puesto que todos comparten los mismos instrumentos para el aprendizaje.

Compartiendo la opinión de Javier Bahón (2016), maestro, pedagogo y formador de docentes, las tecnologías poseen magnificas ventajas pero a su vez, requieren una buena formación del docente. Por tanto, debemos entender la importancia del conocimiento y manejo del profesorado en las TIC, para hacer posible este cambio, un cambio que trasforme las clásicas formas de enseñanza y abra un abanico de posibilidades para transferir y aprender conocimiento.

Por tanto, si las escuelas españolas cuentan con los materiales necesarios como indican los datos extraídos del Ministerio de Educación concernientes al curso 2014-2015, en el cual se revela que el 52,2% de los centros escolares disponen de ordenadores de sobremesa, un 45,2% de portátiles y el 3,6% de Tablets, (sin contabilizar los móviles). Puede que el problema no resida en la falta de recursos tecnológicos sino a la escasa propuesta o realización de proyectos, metodologías, formación o recursos propios del profesorado, que les permitan utilizar las TIC como una herramienta didáctica.

“Cuando los profesores conozcan eficaces modelos de utilización didáctica de las TIC que puedan reproducir sin dificultad en su contexto (tengan recursos y formación) y les ayuden realmente en su labor docente (mejores aprendizajes de los estudiantes, reducción del tiempo y esfuerzo necesarios, satisfacción personal)…, seguro que todos van a querer utilizarlas. ¿Por qué no?” (Marquès, 2007, p. 147)

Entendemos por tanto, que existe la necesidad de tomar consciencia y aceptar que el docente es una parte crucial en los procesos de creación e innovación, ya que es el encargado de posibilitar nuevos ambientes educativos centrados en el alumno, con infinidad de recursos digitales interactivos y multimedia, en los que destaque el aprendizaje activo y experimental. Segura (2007) infiere que en el docente reside el reto de “desarrollar nuevas competencias y habilidades y la capacidad de apropiarse de los recursos digitales, haciéndolos suyos y adaptándolos a las exigencias del alumnado” (p. 44).

Aunque parece ser un proceso lento, y difícil de entender, es ya una realidad en varios colegios de España en los que se están impulsando proyectos pedagógicos que utilizan los teléfonos móviles como una herramienta más de apoyo en el aula. Según Pérez (2015), la utilización de apps educativas como complemento de los temarios comienza a ser una realidad, el sector calcula que existen más de 80.000.

Proyectos realizados con soportes como la Realidad Aumentada, una tecnología cada vez más común en el aula, puesto que permite combinar imágenes reales con otras virtuales, creando entornos llenos de información y mucho más completos e interactivos. En los que con el apoyo de un ordenador y una webcam con alta definición es posible que los alumnos vean imágenes tridimensionales de las explicaciones.

Algunos de estos colegios y proyectos, se han realizado en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia y el instituto LabHuman. Destacando el colegio San Cristóbal, el cual apuesta por un proyecto pionero en España de Realidad Aumentada en el aula, con la pretensión de potenciar el aprendizaje de sus alumnos.

Los libros de texto contienen unas fichas de cartulina que contienen un código inscrito a una imagen en tres dimensiones. Si esta imagen se aproxima a la cámara del ordenador, móvil o Tablet, surge una figura de realidad virtual en 3D. La realidad aumentada potencia el aprendizaje, la interacción con el ambiente y la motivación.

Además nos permite adaptar y elegir la información en función a los objetivos a alcanzar, pudiendo ser aplicada a cualquier materia o nivel educativo. Convirtiéndose en un elemento clave para potenciar el aprendizaje de los alumnos con Necesidades Educativas de Apoyo Educativo, déficit de Atención y dificultades de aprendizaje.

https://youtu.be/fTz96DocKTc

 

Paula Sanjuan García. Colaboradora  del Máster Universitario en Necesidades Educativas Especiales y Atención temprana de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Álvarez, P. (25 de septiembre de 2016). Profe, dame clase con el móvil. EL PAÍS. Recuperado de http:// politica.elpais.com/politica/2016/09/24/actualidad/1474718120_441929.html?id_externo_rsoc=FB_CCelpais.com

Marquès, P. (2007). Cinco claves para una buena integración de las TIC en los centros docentes. En Aprendizaje con las TIC. Las TIC en la educación: panorama internacional y situación española. Fundación Santillana. Madrid.

Pérez, S. (23 de febrero de 2015). Siete razones por las que se debe encender el móvil en clase. EL PAÍS. Recuperado de http:// tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/02/20/actualidad/1424453286_004100.html.

Segura, M. (2007). Las TIC en la educación: panorama internacional y situación española. XXII Semana Monográfica de la Educación. Fundación Santillana. Madrid.