A veces se tiene la idea equivocada de que un tratamiento psicológico para adultos solo está dirigido a personas que se encuentren enfermas o que no puedan superar una adversidad de vida o muerte. Pero la realidad es muy distinta tal y como saben los estudiantes de psicología y cualquier profesional de este sector. Los tratamientos psicológicos son cada vez más solicitados y tienen la ventaja de poder ayudar a que cualquier tipo de individuo se enfrente a problemas personales de diversa índole.

 

Mejorando la vida de las personas

Como indicamos, solicitar apoyo psicológico no tiene nada de malo y es frecuente entre todo tipo de personas, sin importar la clase, el sexo o la condición social. En la sociedad en la que vivimos, que cada vez se ve influida por más estímulos que aumentan el estrés, puede ser la solución a problemas vinculados con la presencia de ansiedad. Por los cambios de la sociedad cada vez se vive más al límite y con una mayor carga de preocupaciones, algo en lo que los tratamientos proporcionados por los psicológicos pueden ayudar. La ansiedad producida por el estrés se puede mantener controlada de esta manera y lo mismo ocurre con la ansiedad que se deriva de un ataque de pánico en una situación demasiado incontrolable.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Los individuos también encuentran en el apoyo psicológico una forma de superar sus adicciones, otro aspecto que ha ido multiplicándose en tiempos recientes. Si en el pasado era frecuente sufrir adicciones relacionadas con el consumo de sustancias poco saludables, como el tabaco o las drogas, actualmente las adicciones abordan otros muchos problemas que en grandes dosis pueden entorpecer la vida de las personas. Nos referimos a cuestiones que van desde el sexo hasta el trabajo, adicciones frecuentes de una generación de individuos mucho más necesitada de trabajar hasta acabar sin fuerzas.

Por otro lado, es obvia la ayuda que ofrece el tratamiento a parejas que se encuentran en problemas sentimentales, teniendo ese apoyo que pueden necesitar para recomponer su relación. En otros casos, en los que se llega a la conclusión de que no queda amor, el apoyo psicológico puede ayudar a que la relación termine en buenos términos y que no resulte una situación traumática, sobre todo para los hijos. El tratamiento también ayuda a superar fobias y miedos que se hayan abierto camino en la mente de los pacientes y que puedan estar más o menos justificados, algo que ya se englobaría en aspectos médicos que detallaremos a continuación.

 

La solución a enfermedades

Hay enfermedades menos graves de las que obligan a un paciente a pasar por la consulta del psicólogo de inmediato que se pueden reducir o incluso eliminar gracias a estos tratamientos. Es lo que ocurre con la claustrofobia, el miedo a quedarnos encerrados o dentro de espacios pequeños. También el miedo a la agorafobia, que parece que cada vez se produce en una mayor cantidad de personas que no consiguen sentirse a salvo cuando están en espacios que se encuentran abiertos.

La hipocondría se trata mediante estos procesos psicológicos con la intención de eliminar los pensamientos que hacen que los pacientes crean que tienen determinadas enfermedades. Es lo mismo que ocurre con la celotipia, que viene a ser la enfermedad por la cual desconfiamos en exceso de las personas queridas sin que exista un motivo que nos haga pensar en ello. A mayor escala los trastornos bipolares, el cambio radical entre depresión y euforia que se produce en muchas personas, son tratables mediante psicología. En aquellos casos en los que desaparece la euforia y solo queda depresión se puede seguir aplicando este tipo de tratamiento para encontrar de nuevo las ganas de vivir.

Otros aspectos en los que un tratamiento psicológico para adultos puede ayudar incluyen los problemas de carácter sexual, que pueden incluir desde el vaginismo hasta la impotencia, las obsesiones reiterativas y las compulsiones que se pueden haber instruido en nuestro día a día. A veces son condiciones con las que las personas se han acostumbrado a vivir, pero que podrían resolverse de una forma sencilla a través de estos tratamientos. Por eso cada vez la psicología tiene una mayor presencia entre las personas, que van olvidando el estigma de recurrir a estos servicios debido a que ven que lógicamente supone un gran beneficio para su vida.

Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia