Como parte de la primera asignatura de la Maestría en Periodismo Multimedia con Atresmedia, los alumnos visitaron las instalaciones del Grupo Atresmedia, donde, de la mano de sus profesionales, pudieron descubrir cómo se trabaja en el principal grupo de comunicación español. Desde la universidad hemos recogido el testimonio de dos de ellos, que compartimos a continuación.

Clara Estrada Merayo, 32 años, Abogada en Telefónica España.

¿Por qué te has matriculado en la Maestría? ¿Cómo crees que te ayudará a especializarte como profesional de la comunicación?

Aunque estudié Derecho y ejerzo como abogada, mi vocación siempre ha sido el Periodismo, y me entusiasma el mundo de la Comunicación. Me apasiona escribir y participo en publicaciones siempre que tengo ocasión. Escribo relatos y, actualmente, estoy inmersa también en otros proyectos de carácter literario. Formarme en Periodismo era mi asignatura pendiente desde hacía tiempo y, sin duda, el motor que me impulsó a matricularme en este Máster fue el «Curso de Periodismo de Televisión Weekend Experience» de Atresmedia Formación que realicé hace unos meses. Estoy segura de que el Máster, a través de sus asignaturas, eminentemente prácticas y con un profesorado ampliamente experimentado en el sector, me dará las herramientas para especializarme como profesional de un mundo que ha cambiado tanto en los últimos años.

 ¿Qué fue lo mejor de tu visita a las instalaciones de Atresmedia? 

 Tanto en la visita a las instalaciones de Atresmedia que realicé en el marco del Curso de Periodismo de TV que realicé el pasado mes de mayo como en la visita a inicios del Máster, lo que más me gustó y más valioso me resultó fue tener la oportunidad de ver cómo trabajan los profesionales del medio e incluso de hablar con ellos y escuchar de primera mano sus vivencias.

¿Cómo cambió tu percepción sobre el trabajo del periodista en la actualidad?

Como todos los sectores, también el de la Comunicación ha experimentado en los últimos años una auténtica revolución. Tanto la visita a las instalaciones de Atresmedia como las propias clases del Máster me han permitido observar que los roles en la profesión están hoy en día menos definidos y hay una menor compartimentación. El reportero es más autónomo y unifica varias labores: investiga, graba, redacta, locuta, edita… Además, se están creando nuevas figuras y departamentos como el multimedia, que hasta hace poco eran muy pequeños, albergan ya un gran número de trabajadores.

 

Carlos Mirete Abenza, 23 años, Graduado en Periodismo.

¿Por qué te has matriculado en el Maestría? ¿Cómo crees que te ayudará a especializarte como profesional de la comunicación?

Me matriculé en el máster por dos motivos principales: el primero de ellos es que un periodista, sin titulación de postgrado, difícilmente va a encontrar trabajo y se va a diferenciar del resto. Y en segundo lugar, porque uno de los objetivos de este curso era ayudar a la creación de una marca personal, lo que va un poco en consonancia con lo anterior: ante la inestable situación laboral de la profesión, tener un sello distintivo es un buen salvavidas en caso de que no se consiga un puesto en una gran empresa o que el trabajo sea un constante vaivén.

¿Qué fue lo mejor de tu visita a las instalaciones de Atresmedia? 

Si tuviera que destacar algo de mi visita a los estudios de Atresmedia sería la guía de José Luis Vázquez. A pesar de la enormidad de las instalaciones y de la peculiaridad de cada uno de los platós y salas que visitamos, supo desgranarlos de una manera tan sencilla como divertida a auténticos novatos como nosotros. Si hubiéramos visitado por nuestra cuenta el edificio, no habríamos entendido nada y, al menos en mi caso, me habría marchado con una sensación parecida a la de un animal cuando es deslumbrado por las largas: asombrado por el destello pero incapaz de comprender cómo funciona lo que lo provoca. Para mí, dio una masterclass, nunca mejor dicho, de comunicación didáctica y entretenida; es decir, de lo que yo entiendo por periodismo.

¿Cómo cambió tu percepción sobre el trabajo del periodista en la actualidad?

Siempre había recibido advertencias acerca de la peligrosa deriva del periodismo y de las dificultades presentes, pero sobre todo futuras, que un profesional va a encontrar en el oficio. Asistir a Atresmedia me provocó dos sensaciones contradictorias: por un lado, comprobar que los periodistas y todos los que se dedican a la comunicación, están sobradamente preparados para afrontar lo que pueda deparar el porvenir con optimismo; y por otro, constatar in situ los cambios que ya se están produciendo y que parecen imparables: la desaparición paulatina de los cámaras y la confirmación del periodista como hombre multifunciones que tiene que resolver todo lo que le ordenen, aunque no esté entre las destrezas que se le presuponen tradicionalmente.

Los Alumnos de la Maestría en Periodismo Multimedia visitan las instalaciones de Atresmedia