• En España aproximadamente un 2% de las personas mayores de 65 años sufre Parkinson, siendo Galicia y Castilla la Mancha las zonas con más índice de afectados
  • La monitorización de pacientes, el uso de bastones que avisan a los familiares en caso de caídas o cucharas que reducen hasta un 85% el temblor de la mano son algunas de estas aplicaciones

Valencia, 15 de febrero de 2018.- En la actualidad la enfermedad del Parkinson afecta a alrededor de 7 millones de personas en todo el mundo, siendo la segunda enfermedad degenerativa más común después del Alzheimer. Aunque a día no se ha encontrado cura para esta enfermedad, en los últimos años se han producido un importantes avances en el terreno de las TIC para mejor la calidad de vida de los enfermos, así como mejoras en el diagnóstico, tal y como recoge el informe Usos de las TIC para enfrentar la enfermedad del Parkinson elaborado por Roger Clotet, Director del Grado de Ingeniería Informática de la Universidad Internacional de Valencia (VIU). BannerEl Parkinson se presenta comúnmente en personas de edad avanzada, aunque también afecta, en menor medida, a personas jóvenes antes incluso de los 20 años. En España, esta enfermedad afecta aproximadamente al 2% de las personas mayores de 65 años, siendo Galicia y Castilla la Mancha las zonas donde se registra un mayor índice de la enfermedad. Según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2030 la cifra de personas afectadas por esta enfermedad se multiplicará casi por dos alcanzando los 12 millones de enfermos en todo el mundo. El uso de las TIC clave para diagnosticar y tratar esta enfermedad En el informe de la VIU se presta especial atención al importante salto evolutivo que se está produciendo en la mejora de la calidad de vida y diagnóstico del Parkinson gracias a la aplicación de las TIC. En este sentido, el autor señala que a día de hoy “resultan clave en el tratamiento de esta enfermedad, por ejemplo, los sistemas que se están desarrollando a través de las aplicaciones de los teléfonos móviles que sirven para apoyar el diagnóstico de la enfermedad, pero también son útiles en los procesos de monitorización de la enfermedad, rehabilitación e incluso para mitigar algunos síntomas propios de la enfermedad”. Además, el estudio de la VIU señala que este tipo de monitorización precisa y no invasiva ayuda, entre otras cosas, a prevenir ingresos hospitalarios debido a caídas o ingesta inadecuada de medicamentos y permite a los equipos médicos ajustar mucho más los diagnósticos y ofrecer las terapias más adecuadas en casa caso. Bastones que avisan de caídas y cucharas que reducen el temblor El experto de la VIU recoge además en su informe como en los últimos años el mercado está desarrollando gadgets orientados a mejorar la calidad de vida de los enfermos de Parkinson, como por ejemplo, un bastón inteligente que avisa a familiares en caso de caídas o una cuchara que reduce el temblor de las manos. Por un lado, el bastón inteligente se trata de un invento que, además de cumplir con su función tradicional, monitoriza la actividad de quien lo porta y genera una alerta si detecta cualquier situación inusual como una caída o un largo periodo de inactividad avisando a los familiares de manera inmediata. Por otro lado, en el caso de la cuchara se trata de un instrumento cuya finalidad es compensar hasta el 85% del temblor de la mano gracias al sistema inteligente de servo control de alta velocidad. No son los únicos sistemas que se han desarrollado a partir de las TIC, existen gadgets que, por ejemplo, permiten combinar el ejercicio físico con el juego lúdico con el objetivo de prevenir los efectos negativos del parkinson en el sistema motor de los enfermos. En definitiva, el estudio elaborado por la VIU concluye que el desarrollo de los sistemas basados en las TIC está permitiendo mejorar la calidad de vida de los enfermos y considera que su desarrollo provocará un gran salto en la evolución médica y social.