Selecciona tu país

En España las sociedades mercantiles pueden adoptar diferentes formas jurídicas. Los distintos tipos difieren básicamente por el número de socios que tienen y por las responsabilidades de cada uno.

En este artículo vamos a tratar de explicar los distintos tipos de sociedades mercantiles que podemos encontrar en España y que cualquier empresario o conjunto de empresarios puede utilizar para constituir su proyecto empresarial y llevar a la práctica su idea de negocio.

Tipos de sociedades

Sociedad Limitada (SL): es la sociedad mercantil más habitual en España. Sobre todo por aquellos pequeños empresarios y autónomos que mediante su constitución limitan su responsabilidad al capital aportado y no a la totalidad de su patrimonio.

Es el recurso que utilizan los autónomos y emprendedores de España cuando su volumen de negocio empieza a adoptar un carácter más importante.

 

 

Sociedad mercantil colectiva es otro tipo de forma jurídica que pueden utilizar los empresarios españoles para constituir su empresa.

Esta forma de sociedad se suele utilizar cuando no se quieren limitar las responsabilidades de todos los socios. De la misma manera que en el caso de otros tipos de sociedades mercantiles como la sociedad comanditaria simple y la sociedad comanditaria por acciones.

En las sociedades mercantiles colectivas todos los socios quedan comprometidos a participar, en la proporción que escojan, de los mismos derechos y obligaciones, respondiendo de manera subsidiaria, personal y solidaria de las deudas sociales.

Esto quiere decir que todos los socios tendrán que pagar las deudas y responder con sus bienes y patrimonio a las pérdidas de la empresa (responsabilidad personal e ilimitada) y en el caso de que uno de los socios no pueda responder con sus bienes, el resto de manera solidaria se hará cargo (responsabilidad solidaria).

No obstante, las deudas se pagaran primero con el patrimonio de la entidad y sólo cuando no se cuente con suficiente patrimonio se procederá a acudir a los bienes de cada uno de los socios para subsanar la deuda (responsabilidad subsidiaria).

Sociedad mercantil comanditaria (simple o por acciones) está formada por aquellas sociedades donde algunos de sus socios responden con todos sus bienes del resultado de la gestión social, mientras que otros responden únicamente con el capital aportado en la sociedad.

Sociedad anónima es quizás después de las sociedades limitadas la forma de sociedad mercantil más común. En este tipo de sociedad el capital está dividido en acciones y formado por las aportaciones de los socios, los cuales no responden con su patrimonio a las deudas sociales.

En esta sociedad todos los accionistas cuentan con los mismos derechos, de manera proporcional a las acciones que tienen en su posesión y forman parte de la dirección mediante la intervención en los órganos de la sociedad.

Otro tipo de sociedad mercantil son las sociedades mercantiles unipersonales. Estas están creadas por un único socio o por más de uno, pero son sociedades donde todas las acciones forman parte de un mismo socio.

Estas son una de las opciones que se les presenta a muchos empresarios y a muchas sociedades limitadas y anónimas que en un momento determinado pueden decidir concentrar todas las acciones en un único socio.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia