Selecciona tu país

“Poderosa y frágil al mismo tiempo, la familia es parte esencia de la vida cotidiana de hombres y mujeres en todo el mundo y lo ha sido a través de los tiempos”  (Eroles,C., 1998)[1]

Con esta frase hemos querido empezar nuestra andadura con el grado de trabajo social en la Universidad Internacional de Valencia (VIU). No hemos encontrado ninguna otra mejor forma de presentarnos, que recordando el origen del trabajo social, retomando sus inicios y así homenajeando al igual que se hará en la IV Cumbre Internacional de Trabajo Social (Chile, 2017), a la FAMILIA, donde el trabajo social interviene para ejercer un efecto positivo en todos o parte de los miembros que la componen.

Carlos Eroles empieza su libro Familia y Trabajo Social (2001), con esta frase, y nos presenta a la familia como el contexto natural de desarrollo y cuidado, que ha ido elaborando formas de interacción reciproca para asegurar el desarrollo individual y el sentido de pertenencia. Una familia que deberá movilizar todos los recursos a su alcance (individuales, sociales y comunitarios) para vivir de forma satisfactoria.

La Familia contemporánea se encuentra en constante transición, considerada como agente político, de derecho, activo en movimientos sociales, participativo en las razones comunitarias y diana de las desigualdades y sus efectos, y ahí es, donde el trabajo social toma su presencia a través de su profesional, el trabajador social, quien implementa una acción e intervención ante una situación irregular que indica que lo sucedido es algo más que una ley deslegitimada (Carballeda, 2013)[2].

El trabajador social, contempla a la globalidad de la familia, teniendo una visión holística. Conocer y comprender profundamente la casuística de las dificultades que atraviesa ese sistema familiar, sus formas de actuación, sus dinámicas sociales y su interacción entre los diferentes elementos involucrados, será su primer objetivo de análisis, que le permitirá plantear prioridades y desarrollar la manera más efectiva de intervenir con esa familia. Dicha intervención, tiene el punto de partida en el primer contacto, bien con la familia o con alguno de sus  miembros, es decir, esta intervención parte desde el momento que se establece la primera relación con la situación disfuncional que está creando la demanda. Éste es el deber del trabajador social, ya que entiende que la familia es el agente primordial en la transmisión  de valores, normas éticas y sociales, costumbres, hábitos, rutinas y roles, y  de acuerdo con el profesor Donini (2005)[3], la familia es la responsable de “preservar” la herencia cultural de las generaciones venideras, por tanto seremos responsables de velar por su bienestar.

Actualmente la intervención con la familia plantea desafíos. El paradigma eco-sistémico de Bronfenbrenner (1998)[4] (Figura1),  asocia a la familia y a sus miembros dentro de toda una encrucijada e influencia social y de sistemas, los cuales influyen unos sobre los otros.

Teoría del Modelo de Desarrollo Humano

Figura1. Teoría del Modelo de Desarrollo Humano

Bronfenbrener, 1998

En este sentido, al igual que debido al carácter multidisciplinar que contempla la intervención con familias, se empiezan a enfatizar los procesos de interacción entre la familia y los profesionales, asumiendo procesos colaborativos y co-creadores, que forman parte de la tradición en la intervención de la disciplina de trabajo social, y que dirigen la intervención al asesoramiento, el sostén, el acompañamiento, apoyo y mediación como parte de las  estrategias que generen en la familia la movilización, creación y gestión efectiva de sus propios recursos, para invertir la dirección disfuncional de la situación que atraviesan.

Actualmente, ya en España al igual que en el resto del mundo, se pueden encontrar programas de intervención familias que pretenden dar respuesta a los desafíos que nos plantea la familia.  En el vídeo que se muestra a continuación se puede ver un buen ejemplo de ello:

https://vimeo.com/68284365

Rosa María Fernández Valero

Directora del Carrera de Trabajo Social de la Universidad Internacional de Valencia (VIU)

Referencias:

[1] Eroles, Carlos, 1998. Familia y Trabajo Social. Chile, Espacio Editorial.

[2] CArballeda, Alfredo Juan Manuel, 2013. La intervención en lo social como proceso. Una aproximación metodológica. Buenos Aires, Espacio Editorial.

[3] Donini, Antonio, 2005. Sexualidad y familia. Crísis y desafíos frente al siglo XXI. Buenos Aires, Noveduc

[4] Brofenbrenner, U. y Morris, P. (1998). The ecology of developmental process. En W. Damon (Series Ed.) y R. M. Lerner (Vol. Ed.), Handbook of child psychology: Vol. 1. Theoretical models of human development (5th ed., 993-1028). New York: John Wiley.