Selecciona tu país

El método científico es la técnica que debe usarse para que un conocimiento pueda ser considerado como “científico”. El método científico en etapas puede presentar variaciones según los casos. Sin embargo, de forma general, se considera que el método científico debe estar basado en lo que se denomina MC-14, es decir, método científico en 14 etapas.  

¿Cómo el método científico en etapas ayuda a la investigación?

Cuando se quiere conocer algo haciendo uso del método científico, es necesario aplicar estas 14 etapas para obtener la respuesta. No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque suelen realizarse en un proceso lineal, no es estrictamente necesario que sea así. De hecho, las 14 etapas se dividen en distintas categorías y secciones, que catalogan las etapas en etapas principales (las que son de obligado cumplimiento en cualquier investigación científica que se considere como tal), y las etapas de apoyo (conformadas por las tres últimas, y que cumplen una función de apoyo para las otras, ya que no son imprescindibles en todas las investigaciones que se realicen).

Descarga nuestra guía gratuita: Todo un Universo por descubrir. 8 datos asombrosos de la astronomía

 

El método científico en etapas: MC-14

  1. Observación curiosa: Esta primera etapa tiene la función de atraer la atención hacia el problema en cuestión sobre el que se va a tratar algún aspecto concreto.
  2. ¿Existe algún problema?: Una vez que la cuestión ha llamado nuestra atención, esta se centra en preguntarse si existe algún problema respecto a su comprensión y si dicho problema merece ser estudiado en profundidad.
  3. Objetivos y planificación: Una vez que el problema ha sido identificado, se establecen los objetivos que se quieren conseguir y la planificación que se va a llevar a cabo hasta su consecución.
  4. Búsqueda, exploración y recopilación de pruebas: En esta etapa se recolectará toda la información y datos disponibles que vayan a permitir llevar a cabo la investigación.
  5. Generación creativa y alternativas lógicas: A la luz de la información y los datos obtenidos, se buscan patrones y relaciones entre sí que puedan aportar nueva información y nuevos datos que puedan ser de utilidad en la investigación.
  6. Evaluación de las pruebas: Se estudian y se corrigen las pruebas llevadas a cabo con el objetivo de comprobar que los datos obtenidos sean correctos.
  7. Realización de hipótesis, conjeturas y suposiciones: Con los datos y la información con la que ya se cuenta, se formulan posibles respuestas a la problemática que se está investigando.
  8. Experimentación, prueba y cuestionamiento de las hipótesis: Una vez que se ha formulado una hipótesis, esta etapa buscará contradecir dicha hipótesis mediante los experimentos necesarios con el objetivo de garantizar que no se está equivocado en el planteamiento de la misma.
  9. Realización de conclusiones: Una vez que la hipótesis no ha podido ser refutada, se está en condiciones de afirmar las conclusiones a las que se ha llegado tras la realización de las etapas previas.
  10. Prórroga: En esta etapa se revisa toda la investigación con una mente abierta y con el objetivo de garantizar que todo se ha realizado correctamente.
  11. Desarrollo de la teoría y envío a revisión por pares: Finalmente, se elabora una teoría al respecto de la problemática investigada y se comunican los resultados para que la comunidad científica pueda revisarlos y comprobarlos.
  12. Métodos creativos, lógicos y no lógicos y técnicos: Esta es una de las etapas de apoyo que pueden servir de ayuda durante la realización de la investigación. Su objetivo es ampliar el marco de obtención de datos e información.
  13. Objetivos del método científico: Al igual que la anterior, esta etapa también serviría de apoyo al conjunto de la investigación. Está destinada a refinar y ampliar el conocimiento.
  14. Aptitudes y habilidades cognitivas: La última de las etapas de apoyo al método científico está destina a la creación de las características propias de la persona y de la mente científica.

  Como se puede observar, el método científico en etapas es un método muy concreto y bien definido. El uso de las etapas principales permite el desarrollo correcto de cualquier investigación, mientras que las etapas de apoyo constituyen uno de los ingredientes fundamentales a la hora de predisponer la mente científica, apta para la realización de las labores de investigación que deberá llevar a cabo en su trabajo.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia