Selecciona tu país

“Cuando estás presente el paciente lo nota; y al paciente eso le encanta. Esto cura...” Ha pasado tiempo desde la concienciación en la necesidad de un modelo deliberativo de relación entre el médico y el paciente en los hospitales del mundo, haciéndose cada vez más hueco entre el poderoso modelo paternalista. Sin embargo, la realidad sigue siendo otra. En nuestros hospitales nos seguimos encontrando profesionales, que ante un paciente con alto nivel de sufrimiento y que tiene puestas todas sus esperanzas en la persona que tienen delante, continúan mirando al ordenador mientras hacen un sinfin de preguntas incomprensibles, dicen cómo nos tenemos que sentir, hablan más que escuchan y en definitiva no transmiten al paciente que ese escaso tiempo destinado a ellos lo estén dedicando plenamente. Hace escasamente unos días tuve la oportunidad de estar en la conferencia que Jon Kabat-Zinn, fundador de la Clínica para Reducción del Estrés y del Center for Mindfulness en la Medicina, el Cuidado de Salud, y la Sociedad en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts y creador del programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness (MBSR), dió en la Universidad Complutense de Madrid. La conferencia era abierta  y retransmitida en streaming para todas las personas interesadas, sin embargo tuve el privilegio de ser una de las 40 personas que unas horas antes estuvieron con Kabat-Zinn en una reunión para investigadores en la que pudimos discutir con él la aplicabilidad y repercusión de la conciencia plena en la relación médico-paciente. En ella, Kabat-Zinn reconocía que ya hay hospitales que se habían dado cuenta claramente de la importancia de un cambio dirigido a practicar una medicina centrada en el paciente y que esta transformación de conciencia no es fácil, tiene que generarse desde abajo. Mientras que los estudiantes de medicina no tengan que aprender cómo estar presentes y cómo acercarse al paciente para aprobar la carrera, los profesionales que ya practican la conciencia plena tendrán que ser los “canalizadores de esta pasión”; los encargados de transmitir los efectos que la conciencia plena tiene en la persona que sufre. “El encuentro médico es gratis”. Es de las pocas cosas gratis en la práctica médica... Hasta ahora y desde el counselling se hablaba del uso de determinadas habilidades de relación y de comunicación basadas en actitudes como la empatía y la aceptación incondicional para una práctica clínica basada en la excelencia. Sin embargo, para la puesta en práctica de estas habilidades y actitudes se requiere “estar despierto”, estar conectado con el presente y estar plenamente atento al encuentro con la persona que sufre. [embed]https://www.youtube.com/watch?v=mmdqidh3-N4[/embed] Jose Luis Díaz Colaborador Docente de la Universidad Internacional de Valencia en el Máster Universitario en Terapias Psicológicas de Tercera Generación