Selecciona tu país

El sector residencial para personas mayores en situación de dependencia está sufriendo una profunda transformación en estos últimos años y se prevé que siga transformándose durante algunos más. La atomización histórica del sector residencial, muy fragmentado desde sus inicios, está dando paso a una concentración de centros y empresas con el fin de aglomerar plazas residenciales y buscar posiciones de liderazgo basadas en una economía de escala que le permita reducir costes. Unos grupos son comprados por otros y estos a su vez por otros que simplemente tienen a un inversor con más hambre y determinación detrás, generalmente un fondo de inversión extranjero. Si hace unos años todo el sector estaba en venta (o al menos eso se decía), ahora da la sensación de que todos se apuntan al carro de comprar y crecer.

Spanish oldies boom

Buena parte de culpa de esta situación la tienen los datos demográficos que se proyectan durante las próximas décadas en nuestro país, con el inminente “spanish oldies boom”. Los catorce millones de niños del baby boom empezarán a salir progresivamente del mercado laboral, incorporándose al periodo de jubilación y engrosando el colectivo de personas mayores. Este boom supondrá la mayor revolución demográfica en la historia de España y conllevará inexorablemente numerosas consecuencias económicas, sociales, culturales y políticas. Es decir, las previsiones durante las próximas décadas para el sector residencial es de una demanda creciente y  exponencial, algo que saben perfectamente todos aquellos que están invirtiendo y tomando posiciones y que hace tan apetecible entrar en el sector, aún pagando unos precios altos.

Estrategias de posicionamiento

Este crecimiento inorgánico en el sector, vía compras y adquisiciones, está creando en general unos conglomerados de centros y grupos muy heterogéneos en su totalidad, con las consecuentes dificultades de gestión interna. Por ejemplo, a nivel de marca es muy difícil reposicionarse cuando hay en el mismo grupo centros residenciales que poco o nada tienen que ver: ni arquitectónicamente, ni en el número de plazas, ni en ubicaciones, ni en el ratio y formación de los profesionales... O simplemente porque algunos de esos centros o grupos nunca han tenido un posicionamiento común entre sí, claro o correcto. Intentar hacer coherentes todas las adquisiciones bajo el paraguas de un nuevo nombre, eslogan o logotipo es un error estratégico empresarial, de la misma forma que cualquier marca sólida y de prestigio no permitiría que sus productos o servicios fueran de una calidad muy distinta dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre, o incluso que pudieran variar dentro de la misma ciudad. Otra cuestión será la necesidad de los propietarios para crear una unidad, o al menos, que lo parezca.

La atención centrada en la persona como un referente necesario

Mención aparte merecen los avances sobre el modelo de atención prestado que, en general, avanza a menos velocidad de la que el mercado requiere y viene demandando con vehemencia. Los gustos, preferencias y aficiones de las personas mayores que están ingresados en un centro, poco o nada que ver tienen ya con las de hace una o dos décadas. En este sentido, tenemos una estupenda referencia en el “Modelo de Atención Centrado en la Persona”, que tantos profesionales vienen defendiendo, creando e implantando y que parece ninguneado por parte del sector empresarial simplemente porque no ha sido concebido en su seno.

Sería recomendable por tanto, que se tuviera este modelo como una herramienta más para homogeneizar (y de repaso dignificar) el servicio prestado en los centros. No es necesario buscar más ni crear otros; el modelo es perfectamente viable. No hacerlo supone una miope mirada cortoplacista que tarde o temprano, habrá que afrontar.

Conferencia de Teresa Martínez «La atención centrada en la persona en el ámbito de las demencias»

https://youtu.be/elEuvDGtlRE

 

José Antonio Rabadán.

Profesor de Máster Universitario en Gerontología y Atención Centrada en la Persona de la Universidad Internacional de Valencia