Selecciona tu país

El 25 de septiembre de este año (2016), en La Razón se publicada una noticia en la que se decía que España ocupaba el séptimo país en el ranking de sanidad de 188 países medidos, en un estudio realizado a nivel internacional que no se realizaba desde el año 2000, año en el que España ocupara el 15 puesto.

No menos curioso e interesante parece este dato, tras la situación económica en la que se encuentra España desde el 2008, año en el que empieza la recesión económica en nuestro país, aunque a nivel de estudios y de investigación se considera el año de crisis el 2009 por ser el año en el que realmente se empiezan a ver las consecuencias de dicha recesión en la población Española.

Recientemente, se acaba de publicar el Informe del Consejo Económico Social, en concreto se acaba de publicar la Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de España durante el 2015. Dentro de esta memoria, y al hilo de este blog, redirecciono al lector hacia el Capítulo III de dicha memoria de Calidad de vida y cohesión social.

En este informe del Consejo Económico social, se señala como principal conclusión, la importancia de la IMAGINACIÓN como herramienta para la gestión sociosanitaria en España en época de recesión económica, más si cabe en la gestión de la Dependencia, donde según datos actuales, en España viven en la actualidad 1.180435 de personas en situación de dependencia, lo que supone aproximadamente el 2.5 por 100 de la población española.

Pero, para que el lector comprenda la situación y empiece a poner en marcha la máquina de la imaginación, es necesario entender hasta ahora en donde se ha realizado el recorte presupuestario principalmente.

Los recortes en sanidad se pueden observar en dos bienios. El primer bienio 2010/2011, donde se produce una reducción entre un 1 y un 4% del gato sanitario, destinado principalmente a la restricción de las ofertas del empleo público y racionalización de los recursos, la racionalización del gasto farmacéutico en 1.500 millones de euros, y tras la aprobación del R.D. 8/2010 reducción salarial de los empleados públicos en un 5%, excepto para aquellos que cobraran 1.5 veces del salario mínimo, reducción del gasto farmacéutico de un 7.5% en el precio regulado de los medicamentos, racionalización del consumo y adquisición centralizada de los suministros.

El segundo bienio de recortes fue el que se produjo en el 2012/2013, alcanzando una reducción de entre el 4 y 8% del gasto sanitario, centrado principalmente en la congelación de las retribuciones del personal y la oferta pública de empleo limitando sólo al 10% la tasa de reposición y realizando severas restricciones en la contratación de personal temporal, posteriormente se aprueba el RD 16/2012, en la que se excluye de la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos a los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España, salvo urgencias y embarazos y por último copago farmacéutico en función de las rentas para la farmacia ambulatoria en función de las rentas de las personas.

De sobra también es conocido el proceso de envejecimiento que está sufriendo la población española, y que este proceso de envejecimiento va a suponer mayores tasas de personas de entre 89 y 90 años, personas que son las que más riesgo tienen de sufrir discapacidades y dependencia.

Es por ello, y debido a la situación de contención de gastos en la que nos encontramos actualmente, que las principales medidas a poner en marcha tendrán que ir dirigidas al desarrollo de políticas preventivas, que fomenten la autonomía y la independencia de nuestros mayores.

Es necesaria la implicación de los servicios de salud pública en el desarrollo de programas “IMAGINARIOS” destinados a fomentar la vida saludable que luche por retrasar la edad en la que las personas comienzan a padecer trastornos crónicos ligados a la dependencia.

Datos aportados recientemente por Eurostat, revelan que otros países europeos con esperanzas de vida más altas, también presentan esperanzas de vida saludables superiores a la media en España.

Es importante comenzar a IMARGINARNOS, que la vejez no tiene por qué estar ligada a la presencia de trastornos crónicos y dependencia, ya que es, factible y fácilmente desarrollable programas de fomento de estilos de vida y prevención a la dependencia, que no hace falta tanta IMAGINACIÓN, para saber que una vida que incluya alimentación saludable, realización de ejercicio moderado y entorno social saludable, no es tan caro, sino todo lo contrario barato y con rentabilidad en el futuro. Más bien deberíamos de comenzar a APRENDER a invertir en SALUD, a IMAGINARNOS como sería un envejecimiento saludable donde se recogiera lo invertido a lo largo de la vida.

Todo el mundo piensa en su pensión de jubilación, en cuando llegue ese día tener un dinero con el cual mantenerse y poder seguir viviendo dignamente, pero si nos paramos a pensar, poca gente habla de inversión en salud, en decir, me voy a cuidar hoy para mañana estar bien. La inversión en salud es una IMAGINACIÓN que las personas no tenemos, no vemos como rentable pensar en algo que no vemos y que no sabemos qué va a pasar mañana.

La imaginación que dice el Consejo Económico Social que es necesaria para la nueva gestión en sanidad centrada en recortes, tendría que comenzar con la imaginación de la propia población en un futuro mejor y saludable.

Si se quiere ampliar más información adjunto recomiendo la lectura del siguiente artículo científico acerca de la Utilización de Servicios Sanitarios en población anciana en función de la clase social y de la salud, es un estudio interesante donde se puede observar como son las clases sociales más desfavorecidas y las mujeres las que mayor utilización de servicios sanitarios hacen y por lo tanto en las que más IMAGINACIÓN se debería echar para programar políticas de salud que lucharan por la igualdad y la equidad en salud.

http://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-salud-deporte-vulnerabilidad-socioeconomica-una-S0212656712004131?redirectNew=true

Por otro lado recomiendo ver el siguiente video de la OMS con un lema fundamental AÑADAMOS VIDA A LOS AÑOS, es un video corto pero lleno de mensajes interesantísimos.

https://www.youtube.com/watch?v=CRS8cckd3vM

 

Raquel Sánchez Recio

Diplomado universitario en Enfermería. Máster en Salud Pública

Profesora Máster de Gerontología: nuevos retos en atención integral de la Universidad Internacional de Valencia. Miembro del Grupo de Investigación GI-VIU para el Estudio de la Violencia-Línea de investigación en Violencia de Género