Selecciona tu país

  • Explica que el profesor ha perdido su estatus social y alerta de la tendencia de estudiantes y familias de hacer “frente común” ante el profesor
  • El bullying, ciberbullying, la educación individualizada y la integración de la inteligencia emocional conforman las grandes preocupaciones del docente
  • Ayudar a los alumnos a adquirir y desarrollar competencias lingüísticas en la lengua propia y en alguna extranjera, otro de los retos de la enseñanza actual

Valencia (5-10-2015).- El Coordinador del Grado de Educación Primaria y Profesor de Educación Infantil de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Vicente Gabarda, ha alertado con motivo del Día Mundial del Docente declarado por la UNESCO, que en los últimos años se está constatando una pérdida de autoridad hacia la figura del profesor que le ha llevado a perder, en término de respeto, su “estatus social” llegando a cuestionarse su función dentro y fuera del aula.

En este sentido, el experto de la VIU ha añadido que en ocasiones estudiantes y familiares conforman “un frente común” ante el profesor cuestionando sus decisiones o la gestión de su programa de enseñanza.

Según el estudio 'Datos y cifras. Curso escolar 2015/2016' realizado por el Ministerio de Educación, se estima que el número de profesores de enseñanzas de régimen general no universitarias para 2014-2015 se sitúa en 670.398 docentes, frente a los 583.078 del curso 2004-2005. Profesionales que trabajan en alguno de los 28.162 centros de EE.Régimen General no universitarias.

 

Bullying o ciberbullying

Gabarda ha aprovechado la onomástica internacional para plantear las principales preocupaciones que acompañan a la labor diaria de los docentes y entre ellas ha destacado la necesidad de atender a cada estudiante de forma individualizada en función de sus capacidades y aptitudes y la de compatibilizar esa atención individualizada con conseguir que todos consigan adquirir las mismas competencias.

Asimismo, otra de las grandes preocupaciones es la capacidad del docente en detectar las nuevas formas de acoso como bullying o ciberbullying y la de integrar la inteligencia emocional y la competencia social en el aula.

Gabarda también ha destacado las competencias lingüísticas como uno de los retos de la enseñanza actual y, en este sentido, ha señalado que los docentes se plantean como uno de sus principales compromisos en el aula el de ayudar a los alumnos a adquirir y desarrollar competencias lingüísticas en la lengua propia y en alguna lengua extranjera.