Selecciona tu país

  • Un experto de la VIU sostiene que se vería afectado el empleo rural europeo, la biodiversidad y la deforestación latinoamericanas
  • Advierte del incremento de las relaciones comerciales con China en detrimento del comercio con la UE y propone fortalecer las relaciones
  • Plantea que las negociaciones comerciales de la UE contribuyan a crear una mejor integración de los productos agroalimentarios en estos mercados

 

Según un estudio elaborado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), que analiza entre otras cuestiones la “sensibilidad de algunos sectores agrícolas europeos” a la liberalización comercial en el área Mercosur, las pérdidas directas debido a un aumento de las importaciones agrícolas con esta zona del planeta podrían alcanzar los 16 mil millones de euros en la Unión Europea (UE).

Así, según ahonda el estudio, podría haber un impacto social negativo relacionado con la caída del empleo rural, especialmente en zonas agrícolas europeas de baja productividad. Una consecuencia a la que se suma la “preocupación ambiental” por el aumento en la producción de oleaginosas y carne en los países latinoamericanos que podrían afectar a la biodiersidad y a la deforestación.

Así se desprende del estudio de investigación realizado por el experto José María García Álvarez-Coque, sobre los ‘Acuerdos comerciales entre la Unión Europea y Latinoamérica’, un estudio en el que se pretende analizar los acuerdos comerciales que la UE ha negociado y firmado con los países de América Latina y el Caribe.

Para evitar esta situación y mantener el liderazgo comercial de la UE en Latinoamérica, el estudio de investigación propone que “las negociaciones comerciales con terceros países contribuyan a crear unas condiciones adecuadas para una mejor integración de los productos agroalimentarios de la UE en estos mercados”. Una propuesta a la que se suma la recomendación a la UE de “garantizar la igualdad de condiciones de competencia con terceros países”.

Así, el informe señala que actualmente la Unión Europea consolida su liderazgo en los mercados latinoamericanos y se sitúa como el principal socio inversor extranjero, al destinar el 10% del total de su inversión en el exterior a los países latinoamericanos.

Tanto es así que, actualmente, la UE destina a esta zona una inversión superior a los 500 millones de euros, lo que representa una Inversión Directa Extranjera (IDE) mayor que la que representan sus principales competidores en Latinoamérica juntos: China, India y Rusia.

García Álvarez-Coque advierte que existe una “gran dependencia de los países Latinoamericanos con EEUU” y que “cada vez más, estos mercados miran hacia China” lo que debería impulsar políticas por parte de la UE encaminadas a fortalecer su liderazgo en la zona. Así, señala que la estrategia comercial de la UE debería centrarse en la calidad y los productos de valor añadido y en la incorporación de preocupaciones sociales y medioambientales.

 

Para consultar el vídeo con la opinión del experto, accede al siguiente enlace:

https://youtu.be/kedMS_kC6tQ

 

Si desea obtener el informe de investigación completo, puede consultar toda la información aquí.