Selecciona tu país

 

  • Indica que las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) pueden contribuir de un modo eficaz en este sentido, ya que favorecen un aprendizaje más adaptado y suponen un paso adelante en la formación del profesor.
  • Los actuales planes de formación del profesorado van incluyendo de forma progresiva nuevos contenidos acordes a la realidad que nos rodea

 

Valencia (5-10-2016).- El Director del Grado de Educación Primaria y Profesor de Educación Infantil de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Vicente Gabarda, ha resaltado con motivo del Día Mundial del Docente, que “es muy importante la formación inicial de los profesores, pero es imprescindible que existan buenos planes de formación continua en los que puedan seguir desarrollando sus competencias y, de este modo, atender de forma más adaptada a los estudiantes para conseguir un sistema educativo de calidad”.

“La sociedad cambia a una velocidad vertiginosa –ha continuado el experto de la VIU- , lo que exige que los ciudadanos tengamos una capacidad de adaptación que nos permita relacionarnos e interactuar en los diferentes contextos”.

“Por ello, es necesario que nuestro sistema educativo actual sea capaz de que los estudiantes desarrollen las competencias necesarias para estos contextos diversos y cambiantes, y lo que es aún más preocupante, que nuestros profesores y maestros estén preparados para guiar a los estudiantes en estos procesos de enseñanza y aprendizaje –ha indicado Vicente Gabarda-“.

Los actuales planes de formación del profesorado van incluyendo, de un modo cada vez más generalizado y más frecuente, contenidos que en décadas anteriores se desconocían o no se consideraban tan necesarios para la función docente. A la tradicional formación del maestro, donde prácticamente todo el interés se centraba en los contenidos curriculares de cada etapa educativa, los planes de formación incorporan en la actualidad contenidos de carácter más específico.

En este sentido, el Director del Grado de Educación Primaria y Profesor de Educación Infantil de la VIU, ha señalado que “aspectos como el desarrollo psicológico, social, motor y afectivo del estudiante o la relación de la escuela con otros agentes educativos como las familias y los medios de comunicación, se postulan como elementos esenciales del ejercicio profesional”.

“A esto –ha añadido Vicente Gabarda- hay que sumarle otro tipo de temas, en los que hoy por hoy se centra gran parte de la preocupación de la comunidad educativa y de la investigación académica en este ámbito, como podría ser la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en los procesos de enseñanza y aprendizaje, el desarrollo de la competencia emocional o el trabajo en contextos interculturales”.

“Podemos decir, por tanto, que los planes de formación inicial de los docentes han venido incorporando aspectos que pueden ayudar a los futuros profesores a adquirir y desarrollar sus propias destrezas, así como al desarrollo de las competencias básicas de los estudiantes -concluye el experto de la VIU-“.

 

IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN CONTINUA

La formación continua es hoy en día una necesidad para que un profesor que se titule hoy pueda adaptarse a las exigencias de los estudiantes dentro de 20 años, ya que las demandas cambian muy rápido.

Por ello, el experto de la VIU destaca la necesidad de hacer una reflexión, en un día como en el del docente, sobre si nuestro sistema educativo ha sido capaz de adaptarse a las nuevas exigencias a nivel metodológico en la formación del profesorado, ya que “aunque cada vez son más frecuentes metodologías donde el estudiante es el centro del aprendizaje, la lección magistral sigue teniendo un peso importante como metodología docente”.

Según Gabarda, las TIC pueden contribuir de un modo eficaz en este sentido, puesto que los entornos en que se suelen desarrollar los procesos formativos favorecen un aprendizaje más adaptado y progresivo, permitiendo al estudiante avanzar a su propio ritmo. Utilizar las tecnologías, no solo como medio, sino como metodología, es un paso adelante en la formación del profesor, haciendo que, al margen de los propios contenidos, desarrolle de un modo global y eficiente su competencia digital.