Selecciona tu país

Las siglas VoLTE corresponden al uso de las redes LTE para realizar llamadas de voz. Estas redes, más conocidas como 4G, empiezan a ser utilizadas por algunas operadoras. Hasta ahora, lo habitual era usar el GSM o la red UMTS para llamadas, y dejar el 3G y 4G como sistema de datos móviles. El hecho de que estas sean más veloces está llevando a las compañías a aprovecharlas también para las llamadas que podemos denominar normales.

¿Cuáles son las ventajas de este sistema? Veamos algunas de ellas:

Mejoras en la calidad de la voz

El uso de las redes inalámbricas de última generación permitirá escuchar la voz en alta definición. Esto se debe a que las llamadas convencionales se comprimen de forma más amplia. Además, la frecuencia se amplía en rango. El resultado es una calidad de voz mucho más clara que cuando hablamos con el móvil de forma tradicional.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

VoLTE ofrece comunicación enriquecida

Además de las llamadas de voz, la tecnología VoLTE ofrece otro tipo de comunicación. Este servicio, conocido como RCS o comunicación enriquecida, abarca videollamadas, envío de archivos e incluso señalar la localización. Hasta se está trabajando en sistemas de traducción simultánea durante la llamada. Todo ello ya se puede conseguir con determinadas aplicaciones, así como en forma de servicio por parte de varios operadores.

Llamadas más rápidas

Se calcula que el establecimiento medio de una llamada a través de redes convencionales es de unos 6 o 7 segundos. Utilizando la red LTE este tiempo se puede reducir. Hay quien habla de la mitad e incluso menos. En principio no parece algo demasiado llamativo, pero es bastante significativo de cara al conocimiento de comunicaciones móviles modernas.

Uso del WiFi para hacer llamadas

Además de la red 3G y 4G, las llamadas VoLTE se pueden hacer conectando el terminal a una red WiFi. Esto supone un ahorro en el consumo de datos, bastante interesante para quienes no cuentan con una tarifa ilimitada.

Ahorro de energía

Si lo comparamos con los servicios de voz sobre IP (VoIP) como Skype o similares, el consumo de batería de nuestro smartphone es inferior a través de LTE. Lo cual permite hacer llamadas más largas sin depender de una fuente de alimentación para cargar el terminal o tener que cortar porque no hay batería en pocos minutos.

Qué terminales pueden utilizar esta tecnología

Para llamar a través de estas redes hace falta un smartphone con tecnología LTE o 4G. Por lo que los móviles que tienen algunos años no son compatibles. También hay que tener en cuenta que no todas las operadoras tienen este servicio integrado. Por tanto, además de un teléfono compatible hay que asegurarse de que nuestra línea permite hacer llamadas de este modo. Es evidente que ya son una minoría los dispositivos que están en estas condiciones.

Las llamadas enriquecidas no tardarán en formar parte de nuestra comunicación. Es un avance que revoluciona de nuevo el modo en el que interactuamos con los demás. Y quién sabe que novedades nos traerán las nuevas redes en las que se está trabajando ya.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia