Selecciona tu país

El TDAH es un trastorno que provoca en los niños baja atención, hiperactividad y exceso de impulsividad en unos niveles inadecuados con su nivel de desarrollo. Frecuentemente, esta situación provoca en los escolares un bajo rendimiento escolar, aunque no existe ningún tipo de déficit de inteligencia. Su prevalencia en la población escolar es de aproximadamente un 5%.

 

Diferentes tratamientos del TDAH

El tratamiento del TDAH en niños y adolescentes se realiza de manera individualizada en función de cada paciente y su familia. Al no existir una cura definitiva para el TDAH, su objetivo es mejorar los síntomas y reducir la aparición de otros trastornos asociados. Las principales opciones de tratamiento del TDAH son las siguientes:

Tratamiento psicológico

Normalmente, las intervenciones psicológicas para el tratamiento TDAH se fundamentan en los principios de la terapia cognitiva conductual (TCC). Esta terapia se basa en el análisis de la conducta con dos tipos de enfoques:

  • Aumentar conductas positivas a través del reforzamiento positivo de la alabanza, la atención positiva, las recompensas y los privilegios.
  • Reducción de conductas no deseadas. Se intenta desviar la atención sobre las conductas inapropiadas.

Los niños y adolescentes con TDAH presentan a menudo problemas de relación con la familia, déficit en habilidades sociales y problemas de relación con los iguales, por lo que en ocasiones se realizan terapias colectivas en grupos pequeños con sujetos de edades similares, en las cuales se realizan ensayos y entrenamientos en habilidades sociales.

Reeducación psicopedagógica

Es un refuerzo escolar individualizado que se lleva a cabo después del horario escolar y que tiene como objetivo paliar los efectos negativos del TDAH en el niño o adolescente que lo presenta, en relación a su aprendizaje o competencia académica. Se trabaja sobre la repercusión negativa del déficit de atención, la impulsividad y la hiperactividad en el proceso del aprendizaje escolar.

La reeducación psicopedagógica incluye acciones encaminadas a:

  • Mejorar el rendimiento académico de las diferentes áreas, las instrumentales y aquellas más específi cas para cada curso escolar.
  • Trabajar los hábitos que fomentan conductas apropiadas para el aprendizaje (como el manejo del horario y el control de la agenda escolar) y las técnicas de estudio (prelectura, lectura atenta, análisis y subrayado, síntesis y esquemas o resúmenes).
  • Elaborar y enseñar estrategias para la preparación y elaboración de exámenes.
  • Mejorar la autoestima en cuanto a las tareas y el estudio, identifi cando habilidades positivas y aumentando la motivación por el logro.
  • Enseñar y reforzar conductas apropiadas y facilitadoras de un buen estudio y cumplimiento de tareas.
  • Reducir o eliminar comportamientos inadecuados, como conductas desafiantes o malos hábitos de organización.
  • Mantener actuaciones de coordinación con el especialista que trate al niño y con la escuela para establecer objetivos comunes y ofrecer al docente estrategias para el manejo del niño o adolescente con TDAH en el aula.
  • Intervenir con los padres para enseñarles a poner en práctica, monitorizar y reforzar el uso continuado de las tareas de gestión y organización del estudio en el hogar.

tratamiento TDAH

Tratamiento farmacológico

Se considera a los fármacos para el tratamiento del TDAH como los más estudiados y seguros de todos los que se utilizan en niños y adolescentes, consiguiendo resultados muy eficaces en el control de este trastorno. Entre el 70 y el 80% de los pacientes responden de forma favorable al primer tratamiento utilizado.

Tratamientos mixtos

En niños y adolescentes con TDAH con repercusión moderada o grave en su vida diaria, se recomienda el tratamiento combinado, que incluye tratamiento psicológico conductual, farmacológico e intervención psicopedagógica.

La combinación de tratamientos farmacológicos y psicológicos tiene la potencialidad de que ejerce efectos inmediatos en los síntomas del TDAH mediante la utilización de la medicación, así como efectos de larga duración gracias al desarrollo de estrategias y habilidades cognitivas y de comportamiento proporcionadas por el tratamiento psicológico.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia